Política
Viernes 06 de Enero de 2017

Fascendini sostuvo que Macri "no es justo" y reclamó por la deuda de Nación con Santa Fe

El vicegobernador de Santa Fe brindó su opinión a partir de la decisión del gobierno nacional de enviar 25.000 millones a Buenos Aires.

El vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini, a través de una nota de opinión sentó posición respecto de la decisión del gobierno nacional de enviar 25.000 millones a la provincia de Buenos Aires.

Fascendini recordó que existe un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que indica que el Estado Nacional le adeuda a Santa Fe a valores actualizados alrededor de 40.000 millones de pesos. "El propio Presidente y uno de sus principales ministros afirmaron sin titubeos que el Estado Nacional no está en condiciones de pagar ni siguiera en cuotas la deuda que tiene con Santa Fe pero sí tiene para desembolsar cash a una provincia gobernada por su propio signo político casi un 70% de lo que le debe a Santa Fe", enfatizó.

Seguidamente, el Vicegobernador de Santa Fe, sostuvo que "no es justo el Presidente porque hace discriminación política usando facultades discrecionales en cuantías significativas y claramente desbalanceadas a favor de los gobiernos de su propio signo político. En su discrecionalismo manipula los argumentos de escasez o abundancia, según conveniencia. Cuando no se quiere dar algo se argumenta que no hay recursos. Pero cuando se quiere dar algo, los recursos aparecen".

Seguidamente, sobre la deuda que Nación mantiene con Santa Fe, Fascendini sostuvo que durante una década al pueblo santafesino le costó "la privación de los recursos en tiempo y forma" y también "postergaciones y privaciones del kirchnerismo por el solo hecho de haber osado reclamar lo que le correspondía. Ese mismo pueblo santafesino es el que votó al presidente, y no precisamente para que lo siga postergando", remarcó.

Por último, se refirió al Presidente Mauricio Macri diciendo que "cuando necesitó de las provincias para enfrentar embestidas de la oposición que amenazaban la gobernabilidad o sus recursos, el presidente fue participativo. Pero para otras medidas como éstas no hay decisión participativa y menos en pie de igualdad. En otras palabras, se socializa en las malas y se capitaliza en las buenas", concluyó.