Política
Domingo 11 de Junio de 2017

"Hay pérdidas que fortalecen", dijo Lifschitz sobre la ruptura con parte de la UCR

El gobernador aclaró que gran parte del radicalismo quedó en el Frente Progresista y que la salida del sector liderado por José Corral le permiten al Frente "tener una identidad mucho más clara". También dijo que el regreso de Cristina Fernández muestra el fracaso del gobierno nacional.

El gobernador Miguel Lifschitz dijo que "hay pérdidas que fortalecen" al referirse a la ruptura con un sector del radicalismo de cara a las próximas elecciones y al futuro político en la provincia. También se definió como preocupante la situación económica y social y dijo que las perspectivas a corto y mediano plazo es que "eso pueda agravarse". También interpretó que el regreso de Cristina Fernández a la pelea política "es un fracaso" y "muestra la incapacidad" del gobierno actual".

"A veces se exagera en esa ruptura (con la UCR) porque hay un sector importante del radicalismo que permanece en el Frente Progresista", dijo Lifschitz y amplió: "Quienes han decidido definitivamente incorporarse al proyecto nacional y abandonar el Frente Progresista es un sector del radicalismo liderado por el actual intendente de Santa Fe (José Corral) y que es el presidente nacional del radicalismo que tienen una clara vocación de integración con el gobierno nacional y el Presidente. Es algo que ya se veía venir por declaraciones y posicionamientos políticos y se terminó de materializar en la presentación de listas de estos días".


"Nosotros también tenemos apoyos de sectores sociales y de otros partidos que decidieron permanencer en el Frente. Creemos que hay pérdidas que lejos de debilitar, fortalecen porque nos permiten tener una identidad mucho más clara y definir mucho mejor nuestro mensaje al electorado", sostuvo en diálogo con FM La Patriada de Buenos Aires.


La candidatura de Cristina
Al ser consultado sobre la postulación de la expresidenta en las próximas elecciones, el gobernador de Santa Fe contestó: "Eso demuestra que hay un sector de la sociedad que se vio beneficiado durante el gobierno kirchnerista y que ahora se siente golpeado, que son quienes han ido empeorando en el último año y medio sus condiciones de vida y que apela a recuperar lo que se ha perdido y eso lo visualizan a través de la figura de la expresidenta".


"Pero eso también está poniendo en evidencia el fracaso y la incapacidad del gobierno actual para mostrar un cambio positivo para la gente, de poder imponerse en el electorado sobre la base de políticas que sean legitimadas por la opinión pública. Por el contrario busca ampliar la polarización o la denominada grieta para poder atravesar este proceso electoral sin sobresaltos", aseguró.

La economía y la pobreza
"La situación (económica y social) es muy gravosa para las familias que están debajo de la línea de la pobreza, que dependen muchas veces de empleos precarios o que simplemente no tienen trabajo o están muy mal remunerados. Además no tienen perspectivas, por lo menos en el corto y mediano plazo, de que esto pueda cambiar positivamente. Eso le agrega una dosis de preocupación hacia adelante porque no solo estamos en una situación compleja sino que las perspectiva es que en los próximos meses la situación pueda agravarse".


A partir de esa descripción de la situación económica y social, a Lifschitz se lo consultó si hay hambre en Santa Fe y el mandatario contestó: "No lo diría como una situación generalizada porque hay mucha presencia y asistencia del Estado. A diferencia de lo que sucede en otros lugares del país, desde la provincia y desde los municipios más grandes hemos reforzado la ayuda social y las partidas que tienen que ver con los programas alimentarios y la asistencia a los sectores populares".

"Eso ayuda a sostener la situación, lo cual no quiere decir que se pueda resolver desde el Estado todo porque la situación se complejiza. La propia estructura del funcionamiento familiar de los sectores sociales que están por debajo de la línea de la pobreza, en situación de precariedad del hábitat, de exclusión social tienen una complejidad de situaciones en lo que es la vida cotidiana que se van deteriorando y que no tienen que ver exclusivamente con lo alimentario", describió.

En tanto, al ser consultado sobre la presencia del Estado nacional en la asistencia a los sectores más necesitados en la provincia, dijo: "La verdad es que no hay una presencia importante del Estado nacional en el financiamiento de la asistencia social, más allá de haber mantenido la Asignación Universal, que es una base de ingresos para los hogares más humildes. Fuera de eso el resto de las partidas de asistencia social se fueron reduciendo o no se fueron incrementando en la medida que se necesita. Hoy el esfuerzo es de las provincias y los gobiernos locales que estamos en condiciones y tenemos la voluntad de hacerlo".