Política
Viernes 11 de Diciembre de 2015

“Hay que blindar la provincia y especializar a la policía contra el narcotráfico"

En un tramo de su discurso en la Legislatura que se extendió por una hora, el gobernador dedicó un tramo especial a las medidas que tomará para combatir a las organizaciones delictivas.

El gobernador de Santa Fe habló durante una hora ante la Legislatura provincial en su primer mensaje como mandatario luego de jurar "desempeñar con lealtad y patriotismo" el cargo para el que fue elegido. Recorrió los problemas que afectan a los santafesinos y prometió dedicar su vida a mejorar la calidad de vida de cada ciudadano. Dedicó un tramo especial a las medidas que tomará para combatir el narcotráfico. 
Lifschitz anunció la creación de un comité de seguridad. "En los próximos días estaré invitando a representantes del Poder legislativo y del Poder judicial, para integrar junto a miembros del Gobierno, la Junta Provincial de Seguridad, que será un ámbito de diálogo y de planificación interinstitucional para enfrentar los desafíos de la violencia y la inseguridad".
"El narcotráfico, es un flagelo, uno de los grandes problemas del mundo en el Siglo XXI. Un fenómeno delictivo que adquirió gran escala durante la segunda mitad del Sigo XX en Colombia, Centroamérica, México y que gradualmente fue ganando en dimensiones, en sofisticación y en presencia en todos los países de América Latina y en muchísimos países del mundo y también en la Argentina", describió.
"Son muchas las causas por las cuales este fenómeno ha crecido en la Argentina, porque ha crecido el consumo y la aceptación social del mismo en todos los sectores de la sociedad, porque ha habido negligencia, indiferencia o inoperancia de los Organismo Nacionales o de la Justicia Federal, de quienes tenían la obligación de enfrentar este flagelo, de generar políticas de prevención, de combate al narcotráfico, de desarrollar los organismos y las agencias estatales especializadas para abordar una problemática tan compleja como esta, que tiene múltiples derivaciones, múltiples impactos sociales en términos de adicciones, por lo tanto en términos de salud, pero también en el crecimiento de la violencia y de otros delitos como el lavado de dinero y la corrupción", enumeró. 
En ese sentido insistió con que la lucha contra el narcotráfico es una prioridad. "Todas las provincias y desde luego el gobierno nacional deben tener la misma prioridad. Estamos a tiempo de ponerle un freno a este flagelo, de evitar que siga creciendo y empezar a revertir la tendencia, pero esto no va a ocurrir de manera espontánea". 
"Vamos a reclamar la pronta puesta en funcionamiento del Consejo Federal de Seguridad y la definición de políticas activas, igual que a la Justicia Federal, que tiene que tener un mayor compromiso y una mayor presencia efectiva en el territorio santafesino. El esfuerzo de algunos jueces y fiscales no es suficiente para abordar la dimensión que hoy ha adquirido el narcotráfico", agregó.
El gobernador pidió que se dupliquen los juzgados federales, "porque los que tenemos hoy en la provincia no es suficiente. Necesitamos, por lo menos, duplicar la cantidad de juzgados federales con fiscalías especializadas en narcotráfico y en lavado de dinero y toda la infraestructura de personal y de apoyo necesarias para actuar de una manera más intensa y más efectiva en nuestro territorio".
Lifschitz prometió controlar los ingresos a la provincia."Necesitamos blindar la provincia. Ejercer controles exhaustivos en todos los ingresos viales, vigilar el espacio aéreo y los 800 km de costa que tenemos sobre el Río Paraná. Esto no lo podemos lograr con la Policía provincial. Es una responsabilidad de las fuerzas federales y ese debe ser su cometido más importante en la Provincia de Santa Fe. Por otro lado, tenemos que trabajar para especializar a nuestras fuerzas policiales en el combate al narcotráfico, en la lucha contra las drogas. Hemos avanzado en ese terreno pero necesitamos seguir avanzando. Necesitamos contar con equipos altamente especializados y capacitados en nuestra Policía provincial para colaborar con los jueces y fiscales federales en la tarea de combatir el narcotráfico", especificó.
"Con pasos cortos pero seguros, queremos salir del miedo, de la bronca y la desesperanza. Pero además, que todos seamos responsables de cuidarnos, y avanzar en conjunto. Esta tarea no la hace una sola persona, un solo poder, una sola fuerza. Es una tarea de todos y juntos", agregó.
"Estamos convencidos de que no es suficiente con combatir a las organizaciones criminales dedicadas al tráfico. Necesitamos combatir este flagelo en todos los frentes. Y uno de los frentes más importantes es el llamado narcomenudeo, el comercio de pequeña escala que se ramifica en los barrios, en las ciudades y en los pueblos del interior y que es aquél que provee de manera directa a los consumidores. Necesitamos combatir frontalmente el fenómeno del narcomenudeo, no porque creamos que esa es la única solución posible, sino porque sabemos que esa es una parte del problema, la más visible, la que más afecta a los vecinos y a los jóvenes. Necesitamos obstaculizar y ponerle impedimentos a la actividad en todos los ámbitos posibles", prometió.
Además anticipó que trabajará para prevenir adicciones. "Pero no se agotará allí nuestro trabajo en relación a las drogas. Vamos a abordar el otro lado del problema: el consumo. Hay cientos de miles de personas que consumen con mayores o menores niveles de adicción. En un alto porcentaje es solo un consumo social, fundamentalmente en los sectores medios o de clase media alta. Sin embargo, ese consumo en los sectores vulnerables, especialmente entre los jóvenes y adolescentes, resulta de efectos más nocivos para la salud y deriva, muchas veces, en adicciones severas o en hechos de violencia". 
"Por eso es que vamos a trabajar con mayor intensidad, con más visibilidad, con acciones y programas más contundentes en lo que refiere a la prevención de las adicciones, a generar conciencia, a divulgar los riesgos del consumo de sustancias adictivas y también en el abordaje de la salud, acompañando a aquellas personas adictas que necesitan recuperarse y que necesitan tratamientos. Tratamientos que pueden ser en algunos casos ambulatorios y en otros casos necesitarán de un abordaje más integral y del apoyo de establecimientos especialmente diseñados para esa tarea", señaló..
"Creo que el Estado está en deuda en este tema. No lo ha hecho el Estado Nacional debido a la ineficaz y casi inexistente tarea de la Sedronar. Lo vamos a hacer nosotros, desde la provincia, para dar una respuesta seria a unos de los problemas más complejos que hoy atemoriza y preocupa a tantas familias", cerró.

Fuente: La Capital