Política
Jueves 10 de Diciembre de 2015

"Implacable con la corrupción"

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, juró por "Dios y los Santos Evangelios desempeñar con lealtad y honestidad el cargo de presidente de la Nación Argentina". Lo hizo para reafirmar su convicción de que la lucha contra la corrupción será uno de los ejes centrales de su gobierno.    

El presidente de la Nación Mauricio Macri aseguró hoy que su gobierno "va a combatir la corrupción" y  que no habrá "tolerancia" con "esa práctica abusiva". En su primer discurso prometió trabajar para lograr pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos.
 
"Este gobierno va a combatir la corrupción. Los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos, y es inaceptable que  un funcionario se apropie de ellos en beneficio propio. Voy a ser  implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación  política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la  ley. No habrá tolerancia con esa práctica abusiva", afirmó.
 
Durante su primer discurso frente a la Asamblea Legislativa, Macri afirmó además que "no hay principio ideológico que pueda justificar" la corrupción, e insistió con que "los bienes de la  Argentina son para todos los argentinos y no para el uso incorrecto de los funcionarios".
 
El mensaje contra la corrupción fue uno de los más mencionados por el frente Cambiemos durante la campaña electoral, y en más de  una oportunidad advirtieron que los funcionarios del gobierno  saliente deberían dar explicaciones a la Justicia si eran acusados de  algún delito.
 
Macri resaltó hoy que la lucha contra la corrupción será una "intención básica del período que empieza". 
 
Después del discurso en la Asamblea Legislativa se dirigió a la Casa Rosada donde recibió los atributos, saludó a una multitud que aguardaba en la Plaza de Mayo y hasta bailó en el balcón. Luego compartió un brindis en la sede de Cancillería con las delegaciones extranjeros.