Política
Miércoles 29 de Abril de 2015

La oposición advierte que la renuncia de Echaniz es insuficiente

"Los santafesinos siguen esperando una respuesta acorde", dijo Perotti. A su turno, Del Sel aclaró que no habló de fraude.

La oposición consideró ayer insuficiente la renuncia del secretario de Tecnologías para la Gestión provincial, Javier Echaniz, como consecuencia del polémico escrutinio provisorio de las Paso santafesinas, y reclamó que los funcionarios políticos de la Casa Gris también asuman su responsabilidad frente a lo ocurrido. Por su parte, el gobernador Antonio Bonfatti insistió en que "los hechos van a demostrar que en Santa Fe no hay fraude".

Luego de que Bonfatti aceptara el lunes a la tarde la "renuncia indeclinable" de Echaniz, el candidato a gobernador del PRO, Miguel Del Sel, enfatizó: "Nosotros pedimos que aclararan las dudas, y es mejor que todo esté desarrollándose con normalidad".

De Sel, después de mantener un encuentro con empresarios santafesinos en la sede de la Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE), volvió a hablar de "errores" y advirtió que él no señaló un "fraude electoral". No obstante, manifestó sus dudas sobre si hubo o no mala intención. "Esto habla de nuestra honestidad, porque salimos primeros y, encima, provocamos una investigación", continuó.

Frente a la posibilidad de que la Justicia provincial lo cite para que aporte elementos probatorios a sus denuncias públicas sobre un eventual engaño en el escrutinio inicial, el postulante macrista precisó: "Yo no señalé fraude, no aseguré nada".

Su compañero de fórmula, el radical Jorge Boasso, dijo que "hacer caer la responsabilidad de un escrutinio sólo en una persona es insuficiente". En esa línea, destacó que "hay una cadena de responsabilidades y Echaniz dependía de un ministro".

En la mira. Fue entonces cuando el concejal recordó: "Echaniz es una figura cuestionada antes de las elecciones. Hicimos una presentación el 9 de abril pasado en la que mencionamos 50 puntos con el objetivo de asegurar la auditoría del software porque teníamos desconfianza de lo que podría a ocurrir".

Tras afirmar que el gobernador "tenía que apartar a los responsables de las desprolijidades del escrutinio" provisorio, Boasso aseguró que la renuncia de Echaniz "no es suficiente".

Al funcionario técnico, el mismo al que el candidato a gobernador del Frente Progresista (FP), Miguel Lifschitz, tildó de "imbécil" y "estúpido", le endilgan haber citado en la página web oficial el total de las mesas cargadas como "informadas", generando la confusión que dio lugar a denuncias por irregularidades.

Por su parte, el candidato a gobernador del Frente Justicialista para la Victoria (FJpV), Omar Perotti afirmó que "se deberían asumir las responsabilidades políticas", y agregó: "Desde aquel comienzo, con el enojo inicial de un funcionario, a alguien que se va, y del exceso de transparencia que, sin dudas, ahora se cobra una primera víctima". Luego sostuvo: "Creo que la gente entendió lo que ocurrió, pero que no quedó claro. Lo que esperan los santafesinos es una respuesta acorde que garantice que los votos no se cambian y que permita conocer, lo más rápido posible, dónde fue su sufragio".

Respecto de los comicios generales, alertó a las autoridades que "los santafesinos esperan la transparencia" necesaria que debe tener un proceso electoral. "El gobierno provincial tendrá que trabajar duro para garantizar un mejor control y, sobre todo, cómo prepara el escrutinio para el 14 de junio próximo".

Su compañero de fórmula, el secretario de Transporte nacional, Alejandro Ramos, opinó que "no resuelve nada echar a un funcionario de segunda línea", porque "más bien muestra la incapacidad de gobernar en su propia provincia".

A su turno, el candidato a intendente del FJpV, Roberto Sukerman, indicó que la renuncia de Echaniz por los problemas que se produjeron en el escrutinio provisorio de las Paso "llega tarde y es insuficiente", al tiempo que reclamó que los "funcionarios políticos del gobierno también asuman la responsabilidad que tuvieron en este problema".

"Esta situación que venimos denunciando se tendría que haber resuelto mucho tiempo antes. Hubo hasta un contrapunto entre referentes del propio socialismo en torno al tema y la reacción fue muy lenta", afirmó el edil.

Acerca de Echaniz, destacó que "es un funcionario técnico y depende de responsables políticos, lo mismo que la secretaria del Tribunal Electoral, Claudia Catalín, quien tuvo un desempeño cuestionable no sólo en esta elección sino en comicios anteriores". Y agregó: "Es otra de las personas que debían dar un paso al costado porque, al final, buscaron el fusible más sencillo (por el funcionario saliente)".

"Echaniz —finalizó Sukerman— fue cuestionado cuando denunciamos la manipulación de la computadora del (sindicado narco) Luis Medina, asesinado hace más de un año. El era un funcionario técnico, pero creemos que hay responsabilidades de sus pares políticos".