Política
Sábado 13 de Febrero de 2016

La provincia define como apremiante la situación de municipios y comunas

Aseguran que muchas gestiones “llegan con lo justo”. Hay preocupación en el inicio de las negociaciones paritarias.

A fines del año pasado el gobierno provincial desembolsó más de 400 millones de pesos para asistir económicamente a localidades que encontraban dificultades en su economía. Igualmente, los problemas financieros continúan en muchas municipalidades y comunas. Entre ellas, se destacan las ciudades que tuvieron un cambio de color político en la gestión. 
El ahogo financiero no reconoce color político. Ante el inicio de las paritarias, los gobiernos locales expresaron sus preocupaciones e inquietudes por los nuevos compromisos salariales para el transcurso del año. El proceso inflacionario y la última devaluación encendió la alarma. 
Ante este escenario, más de 20 localidades solicitaron anticipos de coparticipación en el inicio de este mes y ya existen pedidos de adelantamiento para marzo. Al igual que a nivel provincial, la preocupación se instala en los costos fijos de las ciudades. Dependiendo de la realidad de cada municipio y comuna, entre el 70% y 80% de los recursos es destinado a pagar salarios. Los gobiernos locales se vieron favorecidos por el fallo de la Corte Suprema de Justicia que exige terminar con la detracción de fondos indebidos a Santa Fe. El monto asciende a 500 millones de pesos mensuales, de los cuales el 13,4% se coparticipa con municipios y comunas. “Están con lo justo”, dijo en diálogo con Diario UNO el secretario de Regiones, Municipios y Comunas de Santa Fe, Carlos Torres. 
El funcionario describió la situación que vive el interior de la provincia: “La realidad de muchos municipios y comunas es apremiante. Hay localidades que se encuentran más ordenadas que otras pero en general los intendentes y presidentes comunales manifiestan preocupación por las negociaciones paritarias y los compromisos que se deban asumir”, dijo el funcionario. 
Además, dio a conocer algunos de los motivos que expresaron los representantes de los gobiernos locales en el plenario realizado el miércoles pasado. “Una economía inflacionaria,en donde los costos y los precios aumentan todos los días, impacta duramente en las gestiones. Las ciudades tienen que seguir prestando servicios y tienen que reponer insumos, comprar materiales y combustible”, informó.
El funcionario no quiso puntualizar sobre aquellas gestiones que se encuentran más comprometidas pero expresó: “Lo que sí te puedo decir es que hay distintos colores políticos. Son municipios y comunas que han heredado situaciones complicadas. Muchas veces la situación viene de arrastre, de muchos años. Algunas padecen el sobrecargo de personal”. El funcionario colocó atención en aquellas ciudades donde hubo cambios en la gestión de gobierno. “En esos casos, presidentes comunales e intendentes no se encontraron con la mejor situación”, señaló. 
En un contexto económico delicado y preocupante, Torres hizo referencia a la buenas intenciones de los ejecutivos locales. “Hubo manejos y administraciones que no han sido las mejores pero hay que hacerse cargo de estas cosas. La verdad que la mayoría de los intendentes y presidentes comunales nos manifiestan voluntad de corregir estas situaciones y salir adelante”, sostuvo.

Límites en la transición 
Un inconveniente que registraron algunos municipios es el alto número de empleados o de contratados durante los períodos de transición, entre una elección y el cambio efectivo de las autoridades. En este sentido, el gobierno provincial tiene en estudio poner límites en las acciones de gobierno. “Estamos pensando y elaborando algún proyecto para intentar limitar las acciones de los intendentes y presidentes comunales en los períodos de transición. A veces pasan muchos meses y en esos meses se producen pases a planta o contrataciones”, explicó Carlos Torres. El funcionario aclaró: “Tal vez son buenos trabajadores y lo merecen, pero después las nuevas autoridades deben afrontar situaciones complicadas”. 
 A principio de año se registraron manifestaciones en ciudades del interior. Los reclamos expresados estaban relacionados con despidos de personal en las dependencias municipales.

Paritarias: sin fecha pero con delegados

Ocho serán los delegados que representarán a los municipios y comunas en las negociaciones paritarias. Así se resolvió en el plenario de intendentes y presidentes comunales. Los ocho integrantes que accedan a la mesa serán enviados por las ciudades cabeceras de nodo -Reconquista, Rafaela, Rosario, Santa Fe y Venado Tuerto– más las localidades de Curupaity y Villa Gobernador Gálvez. 
“Todavía no hay fecha para la primera reunión. Seguramente la semana que viene vamos a hacer un plenario para que los delegados puedan ir con más precisiones a la reunión de la mesa paritaria. Tal vez la semana que viene puede haber una reunión, una primera reunión entre municipales y gremialistas”, dijo en diálogo con Diario UNO, Carlos Torres, secretario de Regiones, Municipios y Comunas. 
Sobre la cifra que podrían ofrecer los ejecutivos locales, el funcionario provincial dijo que existen “muchas opiniones” al respecto. “Son todas apreciaciones subjetivas, no hay un número certero. Porque además no se sabe bien cuál es la pauta inflacionaria”, afirmó.
El funcionario aspira a lograr un acuerdo a través del diálogo entre las partes. “Me parece que algo importante es que los ejecutivos locales y dirigentes de los gremios -Festram y Fesim–, han manifestado la voluntad de acordar y de buscar consensos en un escenario económico incierto. Me parece que si todos ponemos un poco de voluntad se pueden ir logrando los acuerdos”, dijo el secretario de Municipios y Comunas de Santa Fe.