Política
Sábado 05 de Diciembre de 2015

Laura Alonso ratificó que asumirá en la Oficina Anticorrupción

La legisladora del PRO dijo que eso será posible "a partir de una modificación de un decreto".

 La diputada del PRO Laura Alonso ratificó hoy que a partir de una “modificación de un decreto” podrá asumir como jefa de la Oficina Anticorrupción (OA) en el gobierno del presidente electo, Mauricio Macri, dado que ella es licenciada en ciencias políticas y no abogada como estipula el requisito para dirigir el organismo.

Alonso también sostuvo que es “posible” que los funcionarios políticos acusados por corrupción vayan presos sólo “si los fiscales y los jueces de la Nación hacen su trabajo”, ya que la OA “puede investigar, puede querellar pero no puede enjuiciar y condenar”.

La diputada también aseguró que en su nuevo cargo impulsará “la ley de acceso a la información pública, la ley del arrepentido y la ley de extensión de dominio para recuperar dinero y bienes que fueron desviados o adquiridos en casos de corrupción”.
Consultada por radio Mitre sobre cómo va a asumir el 10 de diciembre la titularidad de la Oficina Anticorrupción, Alonso dijo: “Con la modificación de un decreto simple de 1999, es una modificación muy mínima”.

“La Oficina Anticorrupción se creó por una ley de ministerios en 1999 y después en un decreto se reglamentó el perfil del titular. Es un decreto simple del (ex) presidente (Fernando) De la Rúa se va a modificar ampliando las especializaciones que puede tener el titular de la Oficina Anticorrupción”, añadió.

En cuanto a la posibilidad de que los funcionarios políticos acusados por actos de corrupción sean condenados, la diputada aseguró que “es posible si los fiscales y los jueces de la Nación hacen su trabajo”. Y, aclaró: “Yo tengo un trabajo pero tengo limitaciones institucionales. La Oficina Anticorrupción es un organismo del Poder Ejecutivo, puede investigar, puede querellar pero no puede enjuiciar y condenar a ninguna persona”.

Respecto del traspaso del mando presidencial, consideró: "La presidenta, y se lo pedimos con respeto, debe comprender que su tiempo histórico ha terminado, que su mandato presidencial está terminando y que es ella la primera en saludar y respetar la voluntad popular y celebrar que un nuevo presidente va a hacerse cargo de la jefatura del Estado de la Nación".