Política
Lunes 20 de Junio de 2016

Lifschitz y Macri, entre los sueños de Belgrano y los deseos para el futuro

El acto oficial. El gobernador pidió una Nación desarrollada, moderna, democrática, libre y con justicia social. El Presidente habló de la realidad económica de la Argentina y dijo que combatirá la pobreza y el narcotráfico, algo que "tanto daño le hizo a Rosario y al país". Participaron 5.000 alumnos que juraron lealtad a la Bandera

El gobernador, Miguel Lifschitz, y el presidente Mauricio Macri volvieron a compartir un acto público. Fue este lunes, en Rosario, para homenajear a la Bandera y a su creador, Manuel Belgrano. Como suele ocurrir, los mensajes políticos estuvieron en los discursos de ambos mandatarios, donde se marcaron algunas diferencias.
En un escenario montado en el Patio Cívico del Monumento, el acto central por el 196º aniversario del fallecimiento de Belgrano comenzó pasadas las 11.30, cuando un actor personificó al general Manuel Belgrano y la cantante Ángela Torres entonó el Himno Nacional y cerró la ceremonia con el saludo a la Bandera, acompañado por una suelta de globos.
Tras la promesa de lealtad a la Bandera por parte de 5.000 alumnos de todo el país, Lifschitz llamó a trabajar por "un país que se parezca más a esa patria que soñaba Belgrano".
"Hoy estos niños representan lo mejor de la Argentina –dijo el gobernador–, todas nuestras preocupaciones y esfuerzos no serán suficientes si no logramos dejarles un país mejor".
"Es posible si sabemos entender qué es lo verdaderamente importante –afirmó Lifschitz–, si encontramos la bandera que hay que izar para que las ilusiones de los argentinos se enciendan, y nos movilizamos todos en pos del sueño de una Argentina desarrollada, moderna, democrática, con libertad y justicia social".
En tanto, los cañones del Presidente estuvieron apuntados a combatir el narcotráfico y la pobreza, pero también marcó algunas diferencias con los dichos del gobernador santafesino. Puntualmente Macri marcó una diferencia con Lifschitz al decir que "cree en el esfuerzo", pero no en el "sacrificio" para conseguir las cosas.
"La patria la hacemos entre todos, es la suma del esfuerzo de cada uno de nosotros, por eso quiero invitarlos una vez más a comprometernos con la cultura del trabajo, del esfuerzo, ahí gobernador (en referencia a Lifschitz) tengo una pequeña diferencia, yo no creo en el sacrificio, pero sí en el esfuerzo que dignifica la tarea de cada uno de nosotros", espetó el Presidente marcando una diferencia más semántica que de fondo.
"Los convoco a trabajar juntos para construir el país con el que todos los argentinos soñamos. Hace poco los argentinos decidimos un cambio, y ese cambio tiene que basarse en objetivos claros y concretos, y los nuestros están claros: trabajar juntos para que el camino sea hacia la pobreza cero en Argentina", dijo el jefe de Estado.
Macri también señaló como uno de los objetivos de su gestión el "trabajar juntos" para "derrotar al narcotráfico" que, dijo, "tanto daño le ha hecho a Rosario y al país", y también destacó la necesidad de "unir a los argentinos porque juntos se va más lejos".
"¡Claro que se puede!", proclamó el mandatario ante los alumnos vestidos con sus guardapolvos blancos en el Patio Cívico del emblemático Monumento a la Bandera. Luego reconoció que "el punto de partida" de su gobierno "no fue fácil", aunque subrayó que su gestión ya puso "manos a la obra, destrabando la economía,