Política
Domingo 07 de Agosto de 2016

Luego de muchas negociaciones se formaliza Cambiemos Santa Fe

Será mañana, en un acto en ciudad de Buenos Aires. El PRO logrará así un hecho que esperaba desde hace meses. Sin embargo, esperan definiciones más profundas del radicalismo santafesino. La UCR no tiene apuro

En el PRO celebran la formalización de la mesa de Cambiemos Santa Fe, hecho que se producirá mañana, en Buenos Aires. Allí se sacarán la foto junto a los principales dirigentes del radicalismo santafesino, algo que esperan desde hace tiempo. Pero a pesar de lograr un viejo anhelo, se nota en los dirigentes macristas que todavía no consiguieron que la UCR santafesina ponga todas las cartas sobre la mesa.
"Es una decisión que veníamos buscando hace un tiempo largo", reconoció Roy López Molina, diputado provincial del PRO, que destacó la importancia que tiene para Cambiemos institucionalizar el espacio en la provincia con el radicalismo, sus principales socios. "Necesitamos mandar mensajes cada vez más claros a la sociedad de que tenemos coincidencias y que no tenemos ningún problema en mostrar hacia afuera esas coincidencias y eso es fundamental para seguir siendo creíbles. Y para eso tenemos que mostrarnos juntos los que decimos que estamos juntos. Eso es un paso adelante", aseguró.
Sobre por qué se produjo esa dilación, López Molina dijo: "Los que estamos en el PRO siempre tuvimos la intención y promovimos conformar la mesa. Quisimos hacerlo en muchas oportunidades y se lo reclamamos al radicalismo. Hay que decirlo con mucha claridad: la dilación fue por las diferencias que existen en el radicalismo. Hay un radicalismo decidido a conformar Cambiemos, que es cada vez más numeroso, y otro sector que cada vez es más minoritario y que tiene más compromisos con el Frente Progresista".
Por su parte, la diputada nacional de Cambiemos, Gisela Scaglia, dijo: "Yo tengo todas las expectativas puestas en que el radicalismo va a decidir estar dentro del Frente Cambiemos. Nosotros trabajamos para gobernar la provincia y para eso vamos a necesitar de muchos partidos políticos que quieran un cambio. Esta provincia no cumplió todas las promesas de campaña que hizo el socialismo".
En ese sentido, López Molina argumentó: "Lo que nos diferencia con el FPCyS en la provincia ya no es lo ideológico, sino las políticas públicas que fracasaron. No creo que haya muchos radicales dispuestos a defender la política pública de seguridad". Sin embargo, al recordársele que en la actualidad esa cartera está bajo el mando de un radical como Maximiliano Pullaro, el diputado dijo: "Todavía trato de abstenerme de evaluar de manera muy tajante la gestión de Pullaro porque me parece que hay que darle un poco más de tiempo. Pero sí hay que dar un diagnóstico de las tres gestiones de (Hermes) Binner, (Antonio) Bonfatti y lo que le corresponda a Lifschitz. Esas gestiones nos dejaron la provincia más violenta del país y no creo que haya muchos radicales que lo avalen. Por eso hay que animarse a construir una alternativa".
En tanto, Scaglia, al ser consultada sobre si el radicalismo puede ser parte del cambio cuando hoy forma parte del gobierno que el PRO está criticando, respondió: "Nosotros tenemos que traer a los mejores de cada espacio para gobernar la provincia. No estoy diciendo que el candidato a gobernador sea un radical. Nosotros tenemos un candidato para gobernar Santa Fe y que estuvo a 1.500 votos de lograrlo. Miguel (Del Sel) va a volver de Panamá con muchas expectativas. Es una de las personas más valiosas de la política y que siempre habló con la verdad".

"Algo está cambiando"
Para López Molina el acto de mañana no significa "cerrar la mesa de Cambiemos", sino empezar una "convocatoria mucho más amplia". El legislador piensa en los peronistas que nunca se sintieron referenciados en el kirchnerismo, la Coalición Cívica vinculada a Elisa Carrió y sectores independientes.
"Me quedo con la esperanza. Eso que muchos decían que nunca se iba a producir, va a suceder el martes", dijo López Molina y agregó: "Mientras, la foto del FPCyS que se hizo en Santa Fe hace unos meses muchos no la creímos y de a poco se va mostrando que hay un intento de generar una alternativa que también es con el radicalismo. Pero es un espacio abierto que no le va a cerrar la puerta a nadie que venga a construir un proyecto republicano en Santa Fe".
"Que demos este paso es un síntoma de que algo está cambiando. Aunque los socialistas quieran convencer a todo el mundo de que el Frente Progresista goza de buena salud, algo está cambiando. De a poco conseguimos unificar posturas para defendernos de los ataques del kirchnerismo, pero todavía no logramos lo mismo cuando nos atacan los socialistas. Ahí el radicalismo no ha tomado una postura firme y esperemos que en el futuro lo haga", se quejó.

Con un pie en cada plato
Esa falta de firmeza que le reclama López Molina al radicalismo en la defensa de las políticas nacionales cuando son los socialistas los que las atacan, también parece reflejarse en las definiciones electorales. El año que viene habrá elecciones comunales y municipales y a diputados nacionales. La intención del radicalismo –al menos de su presidente en la provincia, Julián Galdeano– es jugar con sus socios en las dos ocasiones: en las provinciales dentro del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) y en las nacionales junto a sus otros socios, el PRO, en Cambiemos. De esa manera el radicalismo estaría estirando dos años más tomar una decisión que cambiaría el escenario político en la provincia, tras 21 años de vida del FPCyS. Pero eso será materia de debate interno de aquí a fin de año.
"Hoy no es un tema de la mesa de Cambiemos las candidaturas", dijo López Molina. Pero al ser consultado sobre si ya se resignaron a aceptar que el radicalismo juegue dentro del FPCyS en las provinciales y con Cambiemos en las nacionales, dijo: "No, creo que hay muchas posibilidades de generar un espacio que compita tanto en las provinciales como en las nacionales. Aún hay que ver cómo será el calendario electoral, si es desdoblado o no".
"La jugada que muchos radicales, aún de Cambiemos, quieren hacer es muy riesgosa. Quieren ir separados en las provinciales y juntos en las nacionales. A esos radicales les advierto que con una jugada tan especulativa lo que pueden poner en riesgo es la representación que el gobierno de Mauricio Macri tenga en el Congreso. Si nos ven separados y después juntos, el vecino no va a entender qué es lo que está pasando. Y eso es cuidar a los diputados que van a defender el proyecto político nacional. Por eso hay que tener cuidado y el radicalismo no tiene que abusar tanto de jugar al póker o al truco y tiene que tomar decisiones más rápido", argumentó.
El mensaje pareció dirigido directamente a Galdeano, pero López Molina advirtió que "es para todos los radicales que están decididos a conformar Cambiemos, pero que todavía pretenden hacer el doble juego que puede poner en juego la cantidad de diputados que van a destrabar en el Congreso leyes importantes".
Por ahora, gran parte del radicalismo santafesino está cómodo siendo oficialismo en la provincia y en la Nación y no ve la necesidad de apurar una decisión. La foto que se sacarán mañana dirigentes radicales con macristas, si bien no es un gesto menor, tampoco es una definición. El radicalismo sabe que tiene en su estructura y desarrollo territorial una de sus principales virtudes y, a su vez, una gran carta de negociación que todavía no tiene por qué jugar.

Promueven la adhesión a la ley de blanqueo
Los diputados provinciales del bloque Cambiemos, Federico Angelini, Roy López Molina, Alejandra Vucasovich, Sergio Más Varela, Raúl Fernández, Cesira Arcando y Germán Mastrocola presentaron un proyecto de ley para la adhesión de la provincia a la denominada "ley de sinceramiento fiscal" promulgada por Nación.
"Tal como lo afirmó el presidente Mauricio Macri, hay miles de millones de dólares de argentinos que están en el exterior, que se los llevaron porque no confiaron en el Estado y necesitamos que nos acompañen, que sean parte de esta nueva etapa. La ley nacional invita a las provincias a adherir, por ello, consideramos fundamental que Santa Fe se ponga en paralelo con la propuesta que se formuló desde Nación", afirmaron.
"Debemos incentivar a los argentinos a invertir en el país, generando de una vez por todas un círculo virtuoso que redunde en desarrollo productivo, en la generación genuina de puestos de trabajo, en la dignidad que representa para cada jefe y jefa de familia la posibilidad de ver crecer a sus hijos con salud, educación y oportunidades" enfatizaron.
"El nuevo blanqueo permite, entre otras cosas, la declaración de tenencia de moneda nacional o extranjera; inmuebles; muebles, incluido acciones, participación en sociedades, derechos inherentes al carácter de beneficiario de fideicomisos u otros tipos de patrimonios de afectación similares y demás bienes en el país y en el exterior, incluyendo créditos y todo tipo de derecho susceptible de valor económico" detallaron.
Según la iniciativa provincial de Cambiemos, el plazo para entrar en el blanqueo se extiende hasta el 31 de marzo de 2017.