Política
Jueves 10 de Diciembre de 2015

Macri rompió el protocolo camino a la Rosada y se bajó del auto para saludar

El presidente descendió del auto que lo trasladaba en compañía de su mujer, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia, a la Casa Rosada y saludó a la gente que lo ovacionó al ritmo de "¡Sí, se puede!".

El flamante presidente de la Nación, Mauricio Macri, rompió el protocolo al salir del Congreso y se bajó del auto que lo trasladaba a Casa Rosada para saludar a la multitud.

Luego de jurar ante la Asamblea Legislativa, Macri se subió a un Volkswagen Tuareg blanco que lo aguardaba para ser trasladado hacia la Casa de Gobierno, donde se realizará el traspaso de banda y bastón de mando.

Sin embargo, el auto detuvo su marcha e inmediatamente Macri descendió del automóvil para saludar a la gran cantidad de argentinos que celebró la asunción del nuevo presidente.

"'¡Argentina, Argentina!", "¡Sí, se puede; sí, se puede!", fue la ovación que se escuchó en las inmediaciones de la Plaza de los dos Congresos, mientras el flamante jefe de Estado saludaba con afecto.

La caravana, ecolumnada por los Granaderos a Caballo, tomó Avenida de Mayo rumbo a Balcarce 50, donde a las 13.30 se realizará el acto de traspaso de mando, a cargo del presidente provisional Federico Pinedo ante la ausencia de la presidenta saliente, Cristina Fernández.