Política
Sábado 05 de Diciembre de 2015

"No tenemos miedo a los insultos, no queremos que se abochorne al presidente"

Pinedo advirtió que si el traspaso de mando "se transforma en una batalla campal, dañaremos al país".

 El futuro presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, afirmó hoy que desde Cambiemos no tienen miedo que el mandatario electo Mauricio Macri sea insultado durante la ceremonia de asunción, lo que no quieren “es que se abochorne al presidente de la Argentina” y advirtió que “si la ceremonia se transforma en una batalla campal, vamos a dañar a nuestro país”.

“Pueden haber incidentes si los dirigentes exacerban la confrontación pero no incidentes con el Gobierno, sino privados”, alertó el diputado nacional, quien pidió “actuar con responsabilidad para que esto no pase”.

Pinedo apuntó que si se producen incidentes va a “dar la sensación que la Argentina tiene problemas de gobernabilidad, o tiene problemas de no ejercicio del poder, o que va a tener una conducción que va a generar dudas sobre si la Argentina es previsible o es un tembladeral”.

“Si el tema de la ceremonia se transforma en una batalla campal, vamos a dañar a nuestro país. Vamos a mostrar una imagen de lo que no somos porque Argentina no es eso”, cuestionó Pinedo en declaraciones a radio Mitre.

El legislador sostuvo que eventuales conflictos durante la asunción pueden “generar desprestigio para la democracia de la Argentina”, por lo que remarcó que “no podemos poner en duda la autoridad democrática” del país. Para evitar incidentes, Pinedo señaló que es “necesario hacer un acuerdo democrático para el país”, pero enfatizó que “si no llegamos a un acuerdo de hará lo que diga el presidente que el pueblo eligió”.

“Nunca jamás se discutió algo así. Ni siquiera en momentos de traspaso muy conflictivos como en los traspasos de la dictadura a la democracia o en 1989, con una hiperinflación”, repasó el diputado, quien definió como “absurda” la controversia por el traspaso.

Como uno forma de poner paños fríos a la discusión, el próximo presidente provisional del Senado dijo que “hay gente que mira el tema como una despedida del anterior presidente (por Cristina Fernández) y otros que miran como la asunción del nuevo presidente, y las dos cosas son verdad”.

“No tenemos miedo de que un señor insulte a Macri, lo que no queremos es que se abochorne al presidente de la Argentina”, aseguró Pinedo, que insistió que desde Cambiemos están trabajando para “que haya acuerdo” sobre el lugar en el que se llevará la ceremonia del próximo jueves, si en el Congreso o en la Casa Rosada.

Para finalizar la discusión acudió a un apotegma peronista, al advertir que “tenemos que tener claro algo: primero la patria, después del movimiento y después los hombres”. Pinedo también elogió al bloque peronista del Senado por haberlo elegido como presidente de la Cámara alta y haber aceptado todos los cargos propuestos por la futura vicepresidenta Gabriela Michetti.

"No es solamente un gesto de civilidad, es una muestra de cómo debe funcionar y cómo funciona la democracia en la Argentina. Yo no veo al peronismo como un partido antisistema sino como un partido central en la democracia de los argentinos", concluyó.