Política
Lunes 01 de Agosto de 2016

Para Avruj, el funcionamiento de la Justicia todavía es deficitario

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, aseguró que la presión social ayuda a instalar los casos y a movilizar al Poder Judicial. Además, dijo que las violencias de género e institucional son las principales preocupaciones en todas las provincias

La semana pasada se reunió en Tucumán el Consejo Federal de Derechos Humanos, un espacio que tiene por finalidad articular con todas las provincias políticas a nivel nacional referidas a la protección y promoción de las garantías ciudadanas. El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, dialogó con Diario UNO sobre cuáles son las preocupaciones que se plantearon en el plenario pero, además, realizó una fuerte crítica al funcionamiento del Poder Judicial, al que calificó como deficitario y además aseguró que el kirchnerismo "hizo un mal uso de la bandera de los derechos humanos".
—¿Cuáles van a ser los ejes del debate este año?
—Entre los tópicos principales que tenemos para tratar se encuentran la violencia de género y la violencia institucional. La idea del encuentro es que cada provincia pueda contar en qué condiciones se encuentra en términos de prevención y resolución de este tipo de hechos, poder compartir experiencias y diagramar medidas o políticas que puedan ser aplicadas. El desafío es tener la mente abierta y amplitud de espíritu, además de tener la valentía para conversar entre todos los problemas que nos aquejan y poder encontrar los caminos para transitar hacia las soluciones con programas que satisfagan a nuestras sociedades.

Sin estigmatizar
El Consejo Federal de Derechos Humanos no emite medidas vinculantes, pero sí sirve para poder encontrar denominadores comunes y sacar propuestas para luego trasladarlas a los distintos poderes provinciales. "Sabemos que en la provincia de Santa Fe la violencia de género ha sido un problema y también el narcotráfico. Pero su situación no es distinta a la de las demás provincias. Todo el país está sufriendo estas problemáticas", analizó Avruj.
Además, indicó que él no puede opinar sobre casos puntuales y que la idea del encuentro no es "estigmatizar" a una provincia vinculándola a un delito particular sino que la finalidad es desarrollar planes de trabajo que sirvan para todo el país: "La Argentina está sufriendo problemas enormes de pobreza, de narcotráfico, de violencia. Tenemos problemas de integración,con la diversidad sexual, entonces, hay que tener un diagnóstico global. Después, cada provincia sabrá hacer lo suyo para ir solucionando los problemas".
—En muchos de los casos de violencia de género, lo que se detecta con la investigación es que había denuncias previas que podrían haber evitado la agresión final. ¿Qué se puede hacer para que esas alertas sean tenidas en cuenta por los operadores judiciales?
—Aquí tenemos que trabajar muy seriamente con actualizaciones de legislaciones vigentes. Hay que trabajar para que la gente pueda denunciar en la Justicia y que tenga una respuesta. Sabemos que tenemos un déficit de la Justicia en todas las materias. Por eso, es importante la participación social, porque en la medida que un reclamo social se va haciendo más fuerte, se ponen en agenda las problemáticas y la Justicia empieza a funcionar mejor.

Una cuestión de banderas
Por otro lado, Claudio Avruj se refirió a cómo encontró la secretaría cuando asumió en diciembre del año pasado y qué cambios realizó en la orientación que tenía la cartera durante el gobierno anterior: "Dijimos en la campaña que somos gente comprometida con los derechos humanos, que no son de un gobierno ni con un partido político. Hemos salido a dialogar, y eso es respetar la diversidad de ideas. El kirchnerismo utilizó mal la bandera de derechos humanos, y usó el discurso hegemónico con fines partidarios. Queremos una agenda más amplia en materia de derechos humanos y esto se logra con articulación y coherencia dentro del gobierno, pero también con un trabajo coordinado con organizaciones sociales".
Del acto de apertura del Consejo también participó Estela de Carlotto, quien mantuvo un cruce de declaraciones con Avruj. Es que la titular de Abuelas consideró que para el gobierno nacional los juicios por delitos de lesa humanidad no son una prioridad.
Esa declaración tuvo una respuesta por parte de Avruj, quien aseguró que "no hay fórmulas mágicas" para satisfacer a todos y destacó que "el éxito se logra articulando ideas y programas, imaginando estrategias para dar respuestas a los enormes desafíos y deudas que tenemos en el país en materia de derechos humanos".

El sistema carcelario
La otra temática que estructuró los debates del Consejo fue la violencia institucional y allí se incluyó la discusión sobre el sistema carcelario. Sobre ese punto, Diario UNO consultó al secretario de Derechos Humanos de la Nación.
—Recientemente, el secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia de Santa Fe le pidió a Nación que colabore en alojar a los detenidos más peligrosos, para garantizar las condiciones de detención. ¿Se le pudo dar una respuesta?
—Estuve en Ginebra (Suiza), en el Alto Comisionado de Derechos Humanos y puedo asegurar que es un problema que tiene el mundo y también Argentina con los servicios penitenciarios, tanto federales como provinciales. La respuesta para este tipo de problemas es una inversión enorme y también cambios de paradigma, en cuanto a lo que es el cumplimento de las penas. Creo que la respuesta tiene que ser en conjunto sabiendo que tenemos una superpoblación de detenidos en todo el país.