Política
Miércoles 30 de Diciembre de 2015

"Por decisión del presidente se termina la guerra del Estado contra el periodismo"

El efe de Gabinete Marcos Peña dijo en conferencia de prensa que "comienza una política pública de comunicaciones del siglo XXI" , y anunció un decreto de necesidad y urgencia que crea el Ente Nacional de Comunicaciones y disuelve las Afsca y las Aftic.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó hoy que “se termina la guerra del Estado contra el periodismo” al anunciar la disolución de la Afsca y la Aftic, que se aglutinarán en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), cuyo titular será Miguel de Godoy.

“Hoy, por decisión del presidente (Mauricio) Macri, se termina la guerra del Estado contra el periodismo, se termina una etapa inútil de confrontación y de pelea, y que ha traído enormes perjuicios para la calidad democrática del país”, sostuvo el funcionario, en una conferencia de prensa que encabezó este mediodía en la Casa de Gobierno.

Allí, recapituló que “hace más o menos siete años se inició, por decisión de la presidenta (Cristina) Kirchner, una guerra contra el periodismo, siempre motivada por una visión cerrada y autoritaria de la democracia, que planteaba que aquel que no se disciplinara a su voluntad, debía ser combatido, marginado, perseguido de distintas maneras por el Estado”.

El jefe de Gabinete sostuvo que se buscará así “terminar la guerra del Estado contra el periodismo, la confrontación y la pelea, que ha sido inútil y dividió a los argentinos”.

En esa línea, dijo que “con la creación de la Afsca, quedó claro que el objetivo no era aplicar la Ley de Medios, sino ser un arma en esa guerra contra el periodismo, ya que sus objetivos nunca fueron llevados adelante, sino solamente los que tenían que ver con los objetivos políticos del kirchnerismo”.

“La Ley de Telecomunicaciones fue pensada en esa misma lógica de guerra, creando a su vez al Aftic, que rápidamente fue colonizado por La Cámpora”, agregó, sobre la agrupación kirchnerista.

Por tanto, razonó, “no ha habido ningún beneficio para los argentinos de esa guerra, no hubo un aumento en la cantidad de medios, en la conectividad”.

“Tenemos una Argentina dividida y en tensión hacia el trabajo del periodismo; se los trató de dividir entre buenos y malos, desde la óptica de lo política y no por el trabajo profesional del periodista, que debe ser independiente y crítico del poder”, evaluó.

Por el contrario, señaló que “incluso si se trabaja en los medios del Estado, no se tiene que estar condicionado a si nos gusta o no nos gusta”.

Además, sostuvo que “el discurso de la desconcentración de medios” que supuestamente contenía la Ley de Medios enviada por el kirchnerismo “era un eufemismo para el disciplinamiento” de estos.

"No creemos en los monopolios en la economía, pero ¿cuántos monopolios desarmó el kirchnerismo, y cuántos terminó favoreciendo?", planteó.

Además, el funcionario estiimó que el debate de la iniciativa del presidente Mauricio Macri de reformar la Ley de Medios se “dé en un año de discusión, ya que no creemos en la lógica del Congreso como una escribanía”.

Peña destacó que uno de los objetivos es "ayudar a los medios más chicos que tienen más dificultades para conectarse".