Política
Martes 21 de Abril de 2015

Reutemann puso en duda ser el candidato a vicepresidente de Macri

"No me voy a poner a pensar en algo que no me ofrecieron, si algún día llega lo pensaré, pero no es un tema que me deje sin dormir", dijo esta mañana el senador nacional.

El senador nacional Carlos Reutemann relativizó hoy la posibilidad de ser el candidato a presidente de Mauricio Macri en la lista del PRO al asegurar que "si me lo ofrecen lo pensaré, pero no es algo que me deje sin dormir", al tiempo que deslizó que "para nada" se ve sentado tocando la tecla del monitor en el sillón del vicepresidente en el Senado.
En declaraciones a radio La Red esta mañana, el exgobernador de Santa Fe fue consultado si era su deseo ser el vicepresidente de Mauricio Macri en la lista del PRO de las próximas elecciones y al respecto respondió que "primero que no me voy a poner a pensar en algo que no me ofrecieron. Si algún día llega lo pensaré, pero no es un tema que me deje sin dormir. Se sabe que el cargo de vicepresidente en la Argentina nunca se le dio mucha importancia, es un país netamente presidencialista. La figura del vice pasa casi siempre desapercibida. El próximo vicepresidente seguramente no va a tener las mayorías automáticas en el Senado, con lo cual va a tener que hacer algún tipo de negociaciones políticas. Entonces no sé si va a estar en condiciones de tomar decisiones".
Y cuando con una humorada se le recordó que al vicepresidente siempre se lo vio como el que toca la campana en el Senado (para llamar a las sesiones), el,Lole dijo que "ahora no hay campanas, hay monitores y computadoras así que estamos adaptados a la modernidad. Pero no, para nada me veo tocando la tecla del monitor, ni lo pensé".
Consultado entonces sobre cuál sería su aspiración, Reutemann respondió que "yo lo acompaño a Mauricio porque veo que tiene muchas ganas, que es relativamente joven. Hay que tener muchas ganas para enfrentar lo que viene. Creo que a nadie que está en la política le gusta pagar costos. Creo que Argentina necesita un cambio de aire. Estamos respirando el mismo aire hace 12 años y es bueno para la democracia cambiar. La democracia es la alternancia".