Política
Domingo 09 de Agosto de 2015

Santa Fe tendrá una disputa especial por las tres bancas en juego en el Senado

Perotti (FPV), Binner (Frente Progresista) y Reutemann (Cambiemos) compiten por la Cámara alta.

Las Paso nacionales de hoy tendrán en Santa Fe un atractivo especial en la puja por las tres bancas en juego en el Senado, ya que competirán dirigentes de peso: el diputado nacional Omar Perotti (Frente para la Victoria, FpV) y los ex gobernadores Hermes Binner (Frente Progresista Cívico y Social, FPCyS) y Carlos Reutemann (Cambiemos). Y, dado que habrá que optar por dos legisladores por la mayoría y uno por la minoría, uno de ellos quedará afuera.

En el tercer distrito electoral del país, con el 8,36 por ciento del padrón y 2.680.736 votantes, en la sumatoria de categorías la Secretaría Electoral Nacional oficializó 14 listas de precandidatos a senador y a diputado nacional y al Parlasur, aunque en las principales no habrá competencia interna.

Uno de los aspectos salientes de la compulsa por el Senado nacional es que uno de los tres candidatos quedará afuera en las elecciones generales de octubre, por lo que el resultado de las Paso será un indicio importante para definir el futuro político tanto de Reutemann (73 años) como de Binner (72).

Perotti (55 años) enfrentará los comicios como referente indiscutido del justicialismo tras su buena performance en la lucha por la Gobernación santafesina y con perspectivas positivas en los sondeos previos, a lo que se suma su plena identificación con el candidato presidencial del FpV, Daniel Scioli.

En el caso de Binner, en cuya lista no figura candidato a presidente, un triunfo significaría el broche de oro a una trayectoria sin antecedentes para un dirigente socialista, ya que gobernó Rosario, la provincia y fue el segundo más votado en las presidenciales de 2011, cuando resultó reelecta Cristina Kirchner.

Distinto es el desafío para Reutemann, quien arriesgará su invicto electoral sin el paraguas justicialista y en el marco de una sangría de dirigentes que en las elecciones provinciales apoyaron a Miguel Del Sel (Unión PRO) en la carrera por la Casa Gris y que, luego de la derrota, retornaron al redil peronista.

Reutemann, cuestionado por su escasa actividad en la Cámara alta, enfrenta además una campaña adversa en Santa Fe por la inundación registrada en la capital provincial en 2003 y, en Rosario, por las víctimas de la represión de 2001.

La alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), por su parte, aspira a conseguir una banca de la mano de Eduardo Romagnoli.

En el Senado, el 10 diciembre próximo vencerán los mandatos de Reutemann, Roxana Latorre y Rubén Giustiniani.

Perotti será secundado por Marilin Sacnun, Binner por la radical Marta Esperanza y Reutemann, referente de Mauricio Macri en la provincia, por Alejandra Vucasovich.

Una tendencia del Congreso que despunta

Las elecciones primarias de hoy no determinarán de manera concluyente la composición del Senado y de Diputados, pero reflejarán tendencias decisivas respecto de la representación que cada uno de los partidos políticos tendrá en el futuro Congreso nacional.

Este año se renovarán 130 escaños en la Cámara baja y 24 en el Senado, aunque la definición de los nombres que pasarán a ocupar esas bancas se dará recién en los comicios generales de octubre próximo.

El oficialismo es la fuerza política que más bancas expone: pondrá en juego las 77 conseguidas en 2011, cuando a nivel nacional la presidenta Cristina Kirchner arrasó con el 54 por ciento de los votos.

La partida. En el Frente para la Victoria, algunos de los que abandonarán el Congreso nacional serán el presidente de Diputados, Julián Domínguez, quien se postula a gobernador bonaerense; el histórico José María Díaz Bancalari, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Roberto Feletti, y su par de Justicia, Graciela Giannettasio.

En el Senado, la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich dejará la banca que viene ocupando desde 2009, luego de haber sido presidenta provisional entre 2011 y 2014.

A su vez, la Unión Cívica Radical (UCR) arriesgará doce bancas en el Senado, donde las bajas más importantes que tendrá serán la del precandidato presidencial Ernesto Sanz, la de Gerardo Morales, quien se postula a la Gobernación de Jujuy, y Laura Montero, electa vicegobernadora de Mendoza.

El PRO, por su parte, pondrá en juego apenas cinco poltronsas de las 18 que ostenta en la Cámara baja, mientras que el massismo no tendrá demasiadas dificultades en ampliar su bloque de 23 legisladores ya que es un espacio surgido en 2013 y sólo arriesga seis escaños vinculados a diputados electos en 2011 y que, en 2013, se alinearon con el Frente Renovador (FR).

En ese contexto, uno de los massistas que quedará afuera del Congreso nacional es Oscar Cachi Martínez, quien fue candidato a gobernador de Santa Fe.

En tanto, el extinto Frente Amplio Progresista (FAP), reformulado como Progresistas bajo el liderazgo de la candidata presidencial y líder del GEN Margarita Stolbizer, tendrá una dura parada en su afán por retener la cantidad de quince diputados que hoy detenta.

En 2011, la importante elección que hizo el socialista Hermes Binner (quedó en tercer lugar con casi 17 por ciento de los votos) traccionó de manera determinante para que ingresaran legisladores de ese espacio político.

Algunos dirigentes que dejarán el Congreso serán los diputados nacionales socialistas Roy Cortina y Omar Barchetta y el senador de esa misma fuerza Rubén Giustiniani, además de Jaime Linares (GEN).

Paralelamente, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) no arriesga ningún escaño ya que los tres diputados nacionales que conforman su bancada ingresaron al Congreso dos años atrás.

El entorno. Por el lado del FpV, los lugares principales en los distritos clave serán ocupados por los dirigentes más cercanos al entorno de la presidenta, como el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner (por Santa Cruz), junto al ministro de Economía, Axel Kicillof (por la Capital Federal), y el secretario general de la Presidencia, Eduardo Wado de Pedro, por Buenos Aires.

Además, por la provincia de Buenos Aires ingresarían, sin mayores inconvenientes, la ministra de Gobierno de esa provincia, Cristina Alvarez Rodríguez; el titular de la Ansés, Diego Bossio; el sindicalista de la UOM Abel Furlán; la diputada nacional Mayra Mendoza y el ministro de Planificación, Julio De Vido. Integran, en ese orden, la boleta por ese distrito.

Por la Capital Federal, paralelamente, aparecen en lugares expectables la ex ministra de Seguridad Nilda Garré, el diputado nacional Andrés Cuervo Larroque (referente de La Cámpora) y la dirigente de Kolina (agrupación que lidera Alicia Kirchner)Victoria Montenegro.