Política
Lunes 25 de Julio de 2016

"Si nos cuesta ejecutar $55 millones, qué pasaría si nos dan mil millones"

El presidente de la UCR santafesina, Julián Galdeano, cuestionó la lentitud provincial para repartir los fondos nacionales a los tamberos. Dijo que lo sorprendió el cruce entre Macri y Lifschitz.

El 9 de agosto la UCR santafesina junto al PRO realizarán el lanzamiento formal de la mesa de Cambiemos en Santa Fe con un acto en Buenos Aires del que participarán altos funcionarios nacionales. Para el presidente de la UCR provincial, Julián Galdeano, la actividad es una continuidad "de un espacio de trabajo que ya viene funcionando" y que el objetivo es "defender las políticas de Cambiemos a nivel nacional y de acompañar en todo lo que se pueda la articulación con la provincia".
En ese trabajo con los dirigentes del PRO están el presidente de la UCR nacional, José Corral; los diputados nacionales Mario Barletta y Hugo Marcucci; el propio Galdeano y el diputado provincial Santiago Mascheroni. "Aspiramos a que se sumen otros sectores del radicalismo, aunque es lógico que algunos tengan una mayor prevención o entiendan que debe haber mayores garantías políticas para incorporarse. Creo que es un proceso", reconoció Galdeano sobre la ausencia de dirigentes del NEO, la corriente radical con mayor desarrollo en el interior de la provincia.
—El PRO en varias oportunidades reclamó la formalización de ese espacio y parece que el gobierno nacional necesita un gesto de la UCR santafesina. ¿Usted que opina?
—Más que necesitarlo es indispensable para una fuerza política como Cambiemos que está en gestación, pero que está en el gobierno. Para todos los integrantes es importante tener un nivel de articulación donde no nos estemos contando las costillas permanentemente. Y para el radicalismo de Santa Fe no es menor porque necesitamos elementos a la hora de defender la propia gestión nacional y que a veces reclamamos como acceso a la información, participar de algunas decisiones, ser los artífices de intentar entendimientos políticos entre provincia y Nación. Es el rol donde la sociedad nos pone, ya que estamos participando de ambos frentes.
—Recién mencionó que quiere mayor participación en las decisiones de Cambiemos, ¿siente que la UCR está relegada en Cambiemos?
—No somos demasiado exigentes porque entendemos que es un proceso que está comenzando y tenemos la experiencia en nuestra provincia de cómo estos procesos de constitución de frentes y coaliciones de gobierno hay que ir llevándolas. En 2007, en la gestión de Binner, empezamos con un solo ministro y hoy tenemos la misma cantidad que el partido socialista. Por eso no vamos a poner demasiados pruritos. Sí queremos estar en los procesos de decisión de lo que tiene que ver con Santa Fe. Queremos información de la presencia de los ministros, de las medidas que se están trabajando, de las dificultades que puede haber en algún área con la provincia porque son temas que nos interesan para participar y opinar. Nuestro desafío en el fondo es que no haya disputas, sino articulación.
—¿Le sorprendió el cruce entre Macri y Lifschitz?
—En parte sí porque creo que existe en la práctica un nivel de articulación importante y hay más coincidencias que las que se perciben con el nivel de disputa verbal. De hecho todos los anuncios que la Nación está haciendo en Santa Fe no serían posibles sin un nivel de articulación. Creo que el Presidente hace estas críticas porque aspira a que haya un reconocimiento de un trato diferente de la Nación hacia Santa Fe y entiende que eso no se planteó públicamente.
—Pero algunos ministros de la provincia dicen que los reciben, les palmean la espalda y no les dan soluciones.
—Eso no es tan cierto. En la mayoría de las áreas hay convenios que se van ejecutando como en vivienda, infraestructura, transporte. Hubo subsidios para el transporte del interior, anuncios de infraestructura vial. En lo que tiene que ver con la emergencia comparto que $55 millones es poco para lo que fue la catástrofe en Santa Fe. Ahora, si nos cuesta tanto ejecutar $55 millones qué pasaría si nos dieran $1.000 millones. Tengo una visión crítica de quienes se ponen en situación de juzgar que el aporte de Nación fue muy poco, cuando en realidad desde la provincia no pudimos ejecutar $55 millones para los tamberos. Comparto el hecho de exigir más, pero para eso tenemos que hacer las cosas con la celeridad que la situación impone.

El debate de la reforma, "cuanto antes, mejor"
"El partido se manifestó institucional y orgánicamente a favor de la reforma constitucional", dijo el presidente de la UCR santafesina, Julián Galdeano, y ante la consulta por los dichos de José Corral sobre que "no es el momento", agregó: "Hay miradas distintas respecto del momento en que la reforma debe hacerse. Creo que tenemos que poner el énfasis en qué cuestiones queremos reformar".
"Una vez que los partidos nos pongamos de acuerdo en qué queremos reformar, en cuáles son los alcances de la reforma, después vamos a tener tiempo de ver si es mejor hacerlas este año, el que viene o en 2018. Pero en lo primero que tenemos que trabajar es en el qué y no en el cuándo. Si nos ponemos de acuerdo avanzaremos", dijo.
"Nosotros tenemos algunas ideas acordadas en la UCR de qué es lo que debería encararse en la reforma y correspondería que cada partido se vaya expidiendo y después iremos conformando una mesa donde si hay diferencias se podrán ir zanjando. Eso es lo que está faltando. Cuanto antes se pueda hacer, mejor. Este proceso hay que encararlo y cuanto antes lo hagamos más tiempo habrá para ponernos de acuerdo", finalizó.