Política
Miércoles 06 de Septiembre de 2017

"Si se da curso a la demanda de Buenos Aires se pone en situación de quebranto a las provincias"

El mandatario santafesino participó de la reunión que mantuvieron 21 gobernadores de diferentes provincias. Reclamaron que la Corte no trate el reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal sin escuchar al resto de las provincias.

El gobernador Miguel Lifschitz participó, pasado el mediodía, de la reunión de gobernadores que se realizó en la casa de San Juan, en la ciudad de Buenos Aires para fijar una postura ante el reclamo judicial de provincia de Buenos Aires para destrabar los recursos que recibe del Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB) y que están fijos desde 1996. El FCB recauda el 10 por ciento del impuesto a las Ganancias y tiene establecido desde hace más de 20 años un límite de 650 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires y el resto para las diferentes provincias.

Al finalizar el encuentro, Lifschitz dialogó con la prensa y dijo: "Fue positivo en términos de la representación amplia de 21 gobernadores de todos los signos políticos. Estuvieron tres gobernadores de Cambiemos y gobernadores del resto de los signos políticos en representación de las provincias que se ven afectadas por la situación. La posición fue unánime y, en principio, se decidió solicitar que este tema no sea resuelto por la Corte hasta tanto no se escuche a las provincias y hasta tanto no haya un avance en un acuerdo y un diálogo entre Nación, provincias y el Congreso nacional, que entendemos es el ámbito donde deben resolverse estos temas. También planteamos la gravedad de la situación en la que se pondría a todas las provincias de avanzar esta pretensión de la provincia de Buenos Aires".


"Por otra parte –continuó–, manifestamos nuestra total vocación de diálogo y de búsqueda de acuerdos y consensos. Ese es el corazón del acuerdo al que hemos llegado los gobernadores. Me parece que es muy importante. Es una señal política inédita en la Argentina que distintos gobernadores de distintos partidos políticos se pongan de acuerdo en un tema en común y que nos afecta a todos".

"Ingobernabilidad política"
"La discusión de recursos entre provincias y Nación es un tema histórico en la Argentina, no es que se plantee solo ahora. Lo que ocurre es que la demanda que hace provincia de Buenos Aires pone en crisis el sistema porque si se diera curso a esa demanda pondríamos a todas las provincias en una situación de quebranto económico y de ingobernabilidad política, cosa que sería realmente gravísimo para la Argentina. Hay que buscar otro camino y lo que acordamos es que sea el camino del diálogo entre Nación y provincias y en el marco del Congreso nacional".

Además de Lifschitz, en el encuentro estuvieron los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de San Juan, Sergio Uñac; de Chaco, Domingo Peppo; de La Pampa, Carlos Verna; de Misiones, Hugo Passalaqua; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Jujuy, Gerardo Morales; de Formosa, Gildo Insfran; de Córdoba Juan Schiaretti; de La Rioja, Sergio Casas; de Corrientes, Ricardo Colombi; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Mendoza, Alfredo Cornejo; y de Tucumán, Juan Manzur. También estuvieron los vicegobernadores de Santa Cruz, Pablo González; de Santiago del Estero, Emilio Neder; y de San Luis, Carlos Ponce.

Las únicas provincias que no tuvieron representación fueron Chubut y la reclamante Buenos Aires.