Colón
Miércoles 12 de Octubre de 2016

"Por algo no perdimos y no nos hicieron goles"

Ismael Blanco se refirió al momento del equipo, que luce mejor en la tabla que en la cancha, en la previa del partido frente a Vélez

No fue el primer delantero al que se apuntó para potenciar al plantel para afrontar el nuevo Torneo de Primera División. La mirada siempre estuvo puesta en otros atacantes, como Diego Vera, con el cual Paolo Montero admitió contactos entre Richard Morales –su ayudante de campo– y el punta oriental. Sin embargo, las noticias que llegaban desde Ecuador informaban que Ismael Blanco había sido marginado por Guillermo Almada, DT del Barcelona.

Inmediatamente el nombre del Sungui se comenzó a relacionar con el Sabalero y las partes se pusieron de acuerdo para que se produzca su retorno a la institución que lo lanzó al fútbol profesional. Se ganó un lugar en el equipo titular en los partidos de pretemporada y en el primer encuentro del campeonato comenzó a justificar su contratación, ya que anotó el primer gol y asistió a Diego Lagos en el segundo, para la victoria 2-0 frente a Aldosivi en el José María Minella de Mar del Plata.

En un alto de los trabajos previos al partido con Vélez, tras 15 días de inactividad por la disputa de las Eliminatorias Sudamericanas, Blanco habló con Deporte Nueve (LT 9, AM 1150), donde analizó el gran momento que atraviesa el equipo desde lo matemático, que lo ubican a dos puntos del líder Estudiantes.
"Tuvimos varios días de trabajo y ya estamos esperando que llegue el sábado para jugar ante Vélez. No comparto que cuando juegue la Selección haya que parar porque uno a veces viene con buen ritmo y le puede jugar en contra, mientras que los equipos que vienen mal pueden levantar", comenzó analizando el delantero sabalero.

—¿Pensás que le viene bien el cambio de técnico a Vélez (asumió Omar De Felippe) y que el equipo puede tener una motivación extra por eso?
—El técnico pudo trabajar en lo físico y formar el equipo, y seguramente les transmitió cómo quiere que jueguen. La motivación siempre está cuando llega un técnico nuevo, ya que el jugador se entrena a full para que el entrenador lo tenga en cuenta.

Embed

—Estás haciendo un sacrificio enorme para el equipo, ya que tenés que replegarte, bajar algunos metros y jugar por los costados, ¿te gusta cumplir esa función?
—Lo dije cuando llegué que venía a dar lo mejor de mí, hoy estoy grande y solo quiero rendirle a Colón, después si corro o no corro me da lo mismo. Como delantero seguro que quiero meter goles pero lo que más quiero es ganar y la realidad es que Colón está arriba. Tengo 33 años y ya no estoy pensando que por ejemplo me está viendo el Real Madrid. Hoy juego para disfrutar, estoy en una cierta edad que lo tengo que hacer, dando lo mejor. Si hago un gol bienvenido sea, sino debo aportar todo lo que pueda al equipo.

—¿Y lo estás disfrutando realmente, porque cada partido hasta aquí es sufrido, sobre todo para el hincha?
—Lo que pasa es que todos quieren que juguemos bien y ganemos y a veces es difícil. Sabemos que tenemos que sumar un montón de puntos. Hoy prefiero que ganemos de esta manera y que estemos lejos del descenso, antes que jugar lindo e irnos al descenso. Después en la semana nosotros trataremos junto al técnico de corregir errores y mejorar para el próximo partido. Lo que pasa es que también hay un rival que trata de obstaculizar nuestro juego, como nosotros el de ellos.

El momento sabalero
En otra parte del diálogo, Blanco se refirió al bajo rendimiento futbolístico que no se condice con la cosecha de puntos, y analizó: "Algo bueno estamos haciendo, ya que tenemos cero gol en nuestro arco y estamos anotando uno por partido. Por algo no perdimos y no nos hicieron goles; sin embargo sabemos que recién empieza el campeonato y nuestro camino es largo, tenemos que seguir con esta mentalidad, después siempre van a aparecer las críticas. Lo importante es que nosotros estemos fuertes y que sepamos lo que queremos.
—¿Qué le está faltando a Colón de mitad de cancha hacia adelante?
—Creo que nos está faltando terminar la última jugada bien, si lo podemos hacer van a decir que tuvimos muchas oportunidades. Pero por el hecho de no poder terminarlas bien quizás no se ve lo que uno quiere, que es jugar más lindo y ser más contundentes. Nosotros necesitamos tener el control del partido, creo que Pablo (Ledesma) lo hace bien en el mediocampo, que es su posición natural. Pero hay cuestiones que dependen de la decisión del técnico, creo que en eso tenemos que mejorar, en mi zona tenemos que hacerlo porque nos damos cuenta de que no estamos terminando bien las jugadas. Por eso tenemos que seguir trabajando para estar más finos en los últimos metros. Hay que seguir agarrando confianza, creo que si mejoramos vamos a tener muchas situaciones y nos faltará solo el último toque.
Embed

—¿Creés que como pasó ante Defensa y Justicia, al equipo le falta confianza para hacerse dueño de la pelota y manejar los tiempos del partido?
—Sí, por ahí perdimos muchas pelotas y por eso Defensa nos tuvo en nuestro arco. Nos faltó abrir más la cancha para poder quedar mano a mano con el arquero. Perdimos muchas pelotas y tendríamos que haber sido más directos, cuando uno va perdiendo goles se tira inconscientemente para atrás. Ellos estaban desordenados y eso nos complicó.

—Por este gran comienzo, ¿se sigue mirando la tabla de promedios o ya comienzan a ver la de arriba?
—Nosotros sabemos que se nos dieron los resultados en estas primeras fechas y nos despegamos un poquito del resto de los equipos con los que estamos peleando, pero hay que mirar para adelante. Mientras sigamos de esta manera, con las ganas que demostramos en todos los partidos, cuando menos lo pensemos estaremos ahí arriba. La idea siempre fue salir de abajo; si seguimos en este tren, habrá que mirar para arriba.

Comentarios