Ovación
Viernes 18 de Marzo de 2016

“Por el orgullo y la camiseta”

Paulo Rosales habló con Ovación desde Chile y no solo recordó el 2-0 en cancha de Colón, sino que se refirió a lo que se pone en juego en este tipo de encuentros

Uno de los jugadores que vistieron la camiseta de Unión y que fue tal vez el último 10 clásico que se puso la camiseta de la Avenida López y Planes es el cordobés Paulo Roberto Rosales, que desde Chile recordó con Ovación el derby santafesino que se disputó el 28 de agosto de 2011 en el estadio de Colón y que finalizó con un contundente triunfo por 2-0 para el equipo que en ese momento dirigía Frank Darío Kudelka y que tuvo a una de las figuras y autor del primer gol justamente al Pichi.
“Me acuerdo que veníamos de ascender pero no estábamos teniendo un buen comienzo de campeonato en Primera, sabíamos que la calidad de jugadores que tenía Colón en ese momento y la mayoría de nosotros veníamos de la «B» Nacional y se habían sumado jugadores nuevos… Creo que teníamos una buena base, era cuestión de tiempo acomodarse en la cancha y nos propusimos levantar en el torneo contra Colón”, fue la primera frase que tiró el volante coscoíno.
“El partido para levantar cabeza era ese, estábamos todos convencidos que lo podíamos ganar y creo que no le erramos, no solo porque le ganamos en la cancha de ellos sino porque también nos fuimos acomodando con funcionamiento y resultados en la tabla”, agregó.
—¿Y la semana previa cómo fue para o ustedes?
—Me acuerdo que escuchábamos a algunos decían que estábamos cuatro goles abajo de ellos y creo que eso alimentó aún más nuestra mentalidad ganadora. O sea, a mí todo eso me gustaba más, si hasta me llamaba gente de Colón que conocía en la ciudad y me cargaban… Es más te cuento una anécdota que siempre me quedó porque en uno de esos llamados un pibe me dijo si había preparado la bolsa para meter los goles que nos iban a hacer. Ese folklore sin maldad era espectacular y muy bueno. Me metió muchas más pilas de las que tenía y quedó demostrado en la cancha y con el 2-0. Además ese plantel estaba armado y preparado para ir con todo.
—¿Cuál fue la idea de juego?
—Darío (Kudelka) nos metió en la cabeza que teníamos que salir desde el arranque del partido a presionarlos en todos los sectores,  a comerles la zona y mantenernos lejos de nuestro arco. Los fuimos a buscar y me quedó la sensación que Colón no esperaba ese planteo nuestro, para mí pensaron que íbamos a jugar de contragolpe… Fue todo distinto y se notó que fuimos superiores en todo momento.
Obviamente que después de contar cómo fue la previa de ese cotejo, el más importante y que por suerte se da ahora más veces en el año y en Primera División, Rosales se refirió al golazo que abrió la ruta de la victoria ante el clásico rival: “Ese gol fue hermoso, el más importante que hice en mi carrera y el que me quedará marcado por siempre… El mejor de todos los que hice por lo que significó y los clásicos se juegan por la camiseta y el orgullo”.


Por Claudio Cáplan / De la Redacción de UNO Santa Fe

Comentarios