Policiales
Martes 11 de Agosto de 2015

Por evasión: pena de siete años de cárcel a empresario rafaelino

El empresario de la construcción rafaelino, Bernabé Luis Mautinoy fue condenado este martes a siete años de prisión en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, responsable de la evasión del pago de más de siete millones de pesos de tributos al fisco nacional.

El empresario de la construcción rafaelino, Bernabé Luis Mautinoy fue condenado este martes a siete años de prisión en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, responsable de la evasión del pago de más de siete millones de pesos de tributos al fisco nacional.
Otras tres personas, sindicadas como sus testaferros, César Fabián Galiani, Jorge Pedro Romano y Lidia Malvina Merlo, también fueron considerados culpables y recibieron una pena de tres años y medio de cárcel, mientras que hubo un quinto imputado, Julio César Gerez, que para la fiscalía había obrado como partícipe, que fue absuelto por los jueces María Ivón Vella, José María Escobar Cello y Luciano Lauría. 
Mautino está acusado de evadir el pago de más de siete millones de pesos ($7.032.497) de tributos al fisco nacional, para lo cual utilizaba múltiples y reiteradas maniobras engañosas. 
“Principalmente, ocultando su verdadera identidad como sujeto obligado mediante la intervención de personas físicas y jurídicas interpuestas, en el caso, los coimputados Lidia Malvina Merlo, César Fabián Galiani, Jorge Pedro Romano, y con la colaboración de ellos y también de Julio César Gerez”, explicó el fiscal general, Martín Suárez Faisal en su alegato, en el que había solicitado la pena de ocho años de prisión. 

Millonario
El representante del MPF indicó además: “Para que tomemos conciencia del perjuicio fiscal que provocaron las maniobras”, era necesario recordar que “en la época de los hechos regía la ley de convertibilidad, la paridad de un peso-un dólar. Y esos montos, a su vez, se vieron incrementados en más del doble en concepto de intereses”, tal como lo explicó uno de los testigos contadores de la Afip, “que mensuró en más de 12 millones de dólares al año 2000, que nunca se pagó ni pudo ser ejecutado”.

Comentarios