santafe
Lunes 17 de Agosto de 2015

Por las inundaciones se perdieron 100 mil hectáreas de cultivo en el sur de Santa Fe

Las localidades afectadas fueron Sanford, Chabás, Casilda, Los Molinos, Arequito, Bigand, Arminda y Villa Mugheta. "Los daños a nivel productivo no son muy grandes ahora", aseguran desde la provincia. 

Las inundaciones que afectaron a Santa Fe en los últimos días provocaron la pérdida de 100 mil hectáreas de cultivo, entre los que fueron perjudicados el trigo, legumbres y pasturas para el ganado principalmente en el sur de la provincia. Las localidades mas comprometidas son Sanford, Chabás, Casilda, Los Molinos, Arequito, San José de la Esquina, Bigand, una parte importante de Arminda y Villa Mugheta, donde la superficie afectada en cada distrito es de alrededor de un 40 por ciento.

"Si se tiene en cuenta que cada uno abarca unas 30 mil hectáreas, estamos hablando de 300 mil en total, de las cuales unas 100 mil quedaron con una acumulación de agua importante", precisó el secretario de Coordinación de la Federación Argraria, Gustavo Tettamanti.
 
Sin embargo, el secretario de Agricultura provincial, Luis Contigiani, destacó que el fenómeno "se produjo en un momento en el que el ciclo agrícola no está en alta sino en el menor nivel de intensidad de trabajo".
 
En este punto coincidió el dirigente: "Los daños a nivel productivo no son muy grandes ahora" porque debido a "la situación económica, lamentablemente en esta campaña se sembró muy poco trigo: alrededor de un 40 por ciento menos respecto del año pasado".
 
Además, adelantó que "puede haber unas 4 mil hectáreas que van a tener daños importantes en la provincia" al referirse al cultivo triguero implantado que se cosecha entre el 5 y el 15 de diciembre.
 
Asimismo, destacó que hay un porcentaje de alrededor del 15 por ciento de pérdidas de esta leguminosa ya cosechada y almacenada en silo bolsas, que quedaron en los campos bajo el agua.
 
Y sobre la actividad tambera alertó que "los pocos productores que están quedando en el sur provincial sufrieron una reducción por día de un 50 a un 60 por ciento" por que "no se pueden dejar en la pastura porque, al estar el campo anegado, la pisotean y estropean, por lo que hay que darles algún rollo o avenas y ahí es donde se da la baja. A lo mejor si no vuelve a llover se pueda acomodar el cuadro".
 
Por eso, sostuvo que le panorama agropecuario para la región es "incierto", aunque traerá "complicaciones" por la falta de infraestructura de obras hídricas.
 
El secretario de Agricultura reconoció que el sector agropecuario "ha aportado muchísimos recursos y nosotros tenemos mucho por actuar y hacer obras de adecuación a la variación o cambio climático".
 
Recalcó la necesidad de "hacer un balance agropecuario para absorber el estrés y el exceso hídrico, abordar la diversidad productiva, la rotación de cultivos, un régimen de evapotranspiración y absorción mayor que la de ahora".
 
"Estos episodios van a seguir y desde el sector privado y político siempre vamos a estar retrasados frente a los cambios y variabilidad climática, si en el territorio se siembra un 90 por ciento de soja y el 10 por ciento restante se destina a otros cultivos como el trigo: esta situación siembre va a coadyuvar a los excesos", reflexionó. (Fuente DyN)

Comentarios