santafe
Lunes 21 de Marzo de 2016

Por los aumentos en la luz, la UCU pide formar una mesa de diálogo

El incremento del 80% de la EPE, la falta de diferenciación de tarifas y el sistema de facturación son algunos de los puntos a discutir 

Ante las consultas que recibió en las últimas semanas relacionadas con el incremento en la facturación del servicio eléctrico, la Organización no Gubernamental Usuarios y Consumidores Unidos (UCU), delegación Santa Fe, reclamó la conformación de una mesa de diálogo en la cual se puedan exponer las problemáticas vinculadas con el servicio que brinda la Empresa Provincial de la Energía (EPE).
LEER MÁS: Piden dejar sin efecto el aumento de tarifa de la EPE
La misma estaría conformada por organismos de defensa del consumidor, la Defensoría del Pueblo, Derecho Ciudadano, referentes de la EPE. Su función sería exponer y discutir los aspectos vinculados a la prestación del servicio.
“Nosotros recibimos constantemente reclamos de la gente y consultas. Incluso tenemos juicios contra la EPE”, explicó Caren Kalafatich, abogada y delegada de UCU Santa Fe. En ese sentido explicó que la ONG que representa cuenta con un importante número de delegaciones en diferentes puntos de la provincia, todas mantienen en mayor o menor medida casos contra la empresa.
“Se registraron reclamos por la inconstitucionalidad en la normativa que tienen respecto a los cortes de luz”, sostuvo la abogada que aclaró que existe una normativa que determina los casos en los que la empresa debe indemnizar al consumidor. Otras denuncias están relacionadas a la facturación errónea o consumo preestimado.“Recibimos más de 100 consultas en las últimas semanas, pero hay que tener en cuenta que los ciclos de facturación varían con relación a la zona en la que cada uno vive y no todos recibirán el impacto de la factura al mismo tiempo”, adelantó Kalafatich.
Las quejas que se recibieron en las últimas semanas registran el impacto del aumento de diciembre, que el usuario abona en el primer bimestre. Sin embargo, en mayo empezarán a recibir el servicio con el 50% de incremento que se habilitó en febrero. “Por eso estamos abriendo el paraguas ahora, llegaron un montón de consultas por personas que recibieron 2.600, 3.600, 4.000 pesos y tuvieron que hacer un convenio porque no pueden pagarlo”, explicó la delegada de UCU Santa Fe.



Otra de las problemáticas que colaboran con el malestar, es el hecho de que la EPE cambió el sistema de facturación ahora se asemeja al sistema del gas, diferenciando entre aquellos que ahorran, los que no y los que ahorran poco. “No se blanqueó eso a las personas, que no saben que si consumen lo mismo o más van a pagar lo mismo y si lo hace en menor medida, va a ser menos o lograra un descuento”, manifestó la representante de la ONG.
Para un ejemplo de un consumo medido, Kalfatich tomó el caso de una familia tipo, que utilizando determinados electrodomésticos entre los que se pueden incluir dos aires acondicionados (con un uso diario de seis horas), una cocina, lavarropas, debería consumir 800 kWh. “Hasta esa cifra se podría diferenciar una tarifa. Caso contrario si el cliente quiere consumir más, podrá pagar más”, simplificó la abogada.
El sistema de facturación escalonado es otra de las aristas a sumar en la discusión. “Es una locura que te pongan un bloque barato de kWh, que no lo es, para un consumo de 120kWh cuando una heladera sola te consume esa cantidad en un bimestre”, ejemplificó Kalafatich sin dejar de recalcar que una facturación bimestral hace que siempre lo que se consuma en el segundo mes se pague más caro.
Una pata central de discusión también incluiría la tarifa social a la cual acceden los sectores de bajos recursos. Hoy Santa Fe está pagando el kWh tres veces más caros que en Buenos Aires. “No puede ser que un vecino que vive en Bulevar pague lo mismo que un vecino que vive en Blas Parera al 8.000”, expuso la consultada, ya que cuando se cortó la luz como consecuencia de una tormenta, los vecinos del centro si bien tuvieron problemas con el suministro, el servicio se restableció rápido mientras que en el norte de la ciudad se registraron cortes de calles para que vuelva. Ante estas falencias, y a modo de ejemplo puso en la mesa el sistema que emplea la empresa de Aguas Santafesinas SA., que realiza una distinción en los metros cuadrados entre aquellos que viven en el centro, de los que viven en el norte. “Mucha gente humilde no llega a pagar la factura y hoy para acceder a la tarifa social tenés que acreditar un ingreso de 300 pesos, o sea que tenés la AU y no podés tener la tarifa social”, aseguró la titular de la ONG sin dejar de reiterar que consideran un abuso aumentar unilateralmente en tres meses la tarifa en un 80% sin abrir una mesa de diálogo. “Cuando se realizan las audiencias públicas, se lleva a la mesa no solo el debate o la discusión sobre el aumento, también se trata la calidad del servicio”, manifestó Kalafatich.
 
Reclamos por falta de servicio
La ley de consumidores establece que cuando se corta un servicio público se deberá indemnizar al usuario con la misma cantidad de horas. Para poder acceder a esto, se debe presentar una nota de reclamo ante la empresa por duplicado, el artículo 30 de la ley reza que siempre que haya una alteración o interrupción del servicio, se presume que es por culpa de la empresa por lo cual esta deberá indemnizar por el tiempo que la persona estuvo sin servicio.
“Hay que presentar un reclamo por escrito, informando cuál fue el tiempo, cuántas horas y desde cuándo. Solicitar expresamente a la empresa que proceda a dar la indemnización que corresponde, sea a través de las facturas o en dinero en efectivo”, aclaró Kalafatich. En la otra nota se deberá consignar quién recibió la nota, señalando fecha y hora, además del nombre y el apellido de la persona que lo atendió. De esta manera, el usuario tendrá una constancia de que efectivamente el reclamo entró a la empresa. De ahí en más, la EPE contará con 15 días para brindar una respuesta.

Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios