Policiales
Domingo 06 de Marzo de 2016

“Por más que le den 50 años, a mi hija no me la devuelve nadie”

Así se expresó Susana Montes, la madre de Griselda Correa, la joven asesinada por su ex en el 2013. El lunes se juzga al único imputado.

Susana Montes, la madre de Griselda Correa, asesinada el 20 de agosto del 2013 por su expareja en un claro caso de femicidio, espera con ansias el juicio oral y público que comienza mañana, donde se juzgará al presunto autor del homicidio: Cristian “El Gusano” Vera. Dice confiar en la Justicia, aunque tiene cierto miedo sobre cuál será la condena que dicte el juez Cristian Fiz. Dicha sensación tiene su origen en todo lo que le tocó pasar desde que su hija de 26 años fue asesinada con seis balazos delante de ella: constantes aprietes y ofrecimientos para que retire las denuncias contra Vera y así el caso quede totalmente impune. “Hubo muchas cosas que ofrecieron pero yo rechacé todo”, dijo Montes a Diario UNO. “Yo quiero perpetua para él. Pero por más que le den 50 años o 100 años, a mi hija ya no me la devuelve nadie”, agregó la mujer que desde hace dos años no puede olvidar aquel momento en que vio cómo ejecutaban con un arma de fuego a su hija de 26 años en su casa. 
—¿Como fue aquella trágica noche en que mataron a Griselda?
—El 20 de agosto 2013, a las 20.15, sale mi hijo a la vereda y me dice: “Mamá parece que viene Cristian” -el acusado en el juicio-. Le digo que se quede adentro porque yo me iba a hablar con él, pero veo que nunca quiso hablar conmigo. Fue así que dio una vuelta en el auto que circulaba, un VW Bora negro. Yo nunca me di cuenta de que allí iba mi hija, ya que tenía vidrios polarizados. Entonces me voy a la pieza y en eso escucho que mi hija entra, me grita y luego me abraza y me dice que Vera le quitó la beba y yo le digo: “Hija, él es el padre, ya te la va a traer”. 

Con mucha entereza. La madre de la joven asesinada junto a Liliana Loyola, en su paso por Diario UNO. Foto: Manuel Testi / UNO Santa Fe

—¿Qué sucedió después?
—Él ingresó a mi casa (Diez de Andino al 6700 del barrio El Abasto) con el arma en la mano y le pegó un tiro a mi hija en la pierna. Yo empecé a gritar con desesperación. Luego la envolví con una toalla y le puse la cabecita de ella en mis brazos. Él volvió a entrar, me apunta a mí y ahí es cuando él le disparó a mansalva. Después se fue. Yo le gritaba desesperada a Griselda: “Si me escuchás apretame la mano…”, pero yo sabía que mi hija estaba muerta.

A pesar de las denuncias
Previo a que sea asesinada, Griselda Correa había realizado varias denuncias contra Vera por violencia de género en distintos estamentos policiales. Aquella noche del 20 de agosto, la joven lo había denunciado una vez más por una fuerte golpiza que le propició unos días antes. Aquellos golpes sucedieron –según Susana Montes– luego de que Griselda rechace irse a la provincia de Córdoba a prostituirse tal como la obligaba Vera, ya que el mismo la prostituía habitualmente en la ciudad de Santa Fe. “Él a mi hija la hacía prostituirse. Utilizaba a la bebé para presionar a mi hija”, recordó Montes. 
En tanto, señaló que cuando Correa fue víctima de los seis balazos, Vera se llevó a la beba que habían tenido juntos. Un día después, apareció en una comisaría la niña de nueve meses, que en la actualidad tiene 3 años. En este sentido, Montes se refirió a su nieta: “Es lo que me mantiene en pie, porque es lo único que tengo de mi hija. Es la luz que me mantiene viva hoy en día. Voy a esperar que haya justicia para que mi hija descanse en paz, porque ahora ella no tiene ninguna paz”. 

Una mujer sola
Según contó Montes, en el juicio que comenzará mañana, de parte de la querella solo habrá dos testigos. Ella y su hijo. “Soy yo y mi hijo. Nadie me sale de testigo por el solo hecho de saber quién es él”, explicó y a su vez agregó: “Las personas que iban a salirme de testigo en el juicio fueron amenazadas. Yo no tengo testigos, soy yo y mi hijo”.

Toda una vida por delante. Al momento del crimen, Correa tenía 26 años. Su ex la golpeaba de manera sistemática.

La hora de la verdad
Mañana, a partir de las 9, comenzará el debate en la Sala Nº 6 del primer piso de Tribunales. Allí el juez de la Tercera Nominación, Cristian Fiz, analizará la acusación llevada adelante por la fiscala Nº 4, Estela Cristina López Bustos, quien pedirá la prisión perpetua para Cristian “El Gusano” Vera por el delito de homicidio agravado por el vínculo de pareja, alevosía y uso de arma de fuego. 
Además, participará del debate la querella de la madre de Griselda Correa, a cargo de los doctores Federico Lombardi y Zulema Rivero, pertenecientes a la Oficina de Asistencia a la Víctima del Centro de Asistencia Judicial de Santa Fe. Por su parte, Vera tendrá una doble defensa compuesta por Luis Patiño y Rodolfo Luis Aguirre. 
El acusado, “El Gusano” Vera, no es la primera vez que tiene problemas con la ley. En el 2008 fue condenado a 16 años de prisión tras ser declarado culpable por la muerte de Débora Daperno, una joven de 18 años asesinada en el oeste de la ciudad. En el 2012, robó una aseguradora y por ello se encuentra procesado.

Por Ignacio Mendoza - ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de UNO Santa Fe

Comentarios