Estados Unidos
Martes 22 de Noviembre de 2016

¿Por qué no disfrutamos del sexo casual?

Se multiplican las investigaciones en todo el mundo que analizar el impacto de las relaciones eventuales y sus consecuencias emocionales.

En tiempos donde las relaciones de parejas se hacen laxas y predominan los vínculos inestables, la insatisfacción permanente se transforma en una constante. Hay estímulos permanentes para lanzarse a la aventura de una amor eventual, pero a muchos les sucede que tras el encuentro fugaz y fogoso con un amante, se siente invadido por una sensación de angustia muy grande. Ahora hay razones científicas que lo explican.

Una investigación de la Norwegian University of Science and Technology en colaboración con otras casas de altos estudios, realizada entre hombres y mujeres de 30 años de los Estados Unidos, Brasil, Canadá y Noruega, demostró que tras una aventura ambos pueden quedar preocupados por su reputación y en consecuencia sentir tristeza, soledad, inseguridad, miedo, impotencia y confusión mental. En promedio, entre el 79% y el 89% de las veces ellos experimentan alguna de esas emociones, mientras que las mujeres entre el 86% y 89%, cifras que en cualquier caso revelan el eterno conflicto que existe entre lo que esperamos en un encuentro sexual y lo que realmente obtenemos de él, dicen los autores.

Este estudio se vincula con el de la psicóloga Anne Campbell, de la Universidad de Durham (Reino Unido), quien estimó que solo un 54% de las mujeres disfruta del encuentro esporádico mientras que el 80% de los hombres la pasa bien. La mayoría de ellas no alcanzaba el orgasmo en el primer match. Otra investigación elaborada a lo largo de cinco años por un equipo de sociólogos de la Universidad de Nueva York coincidía en que en las relaciones casuales sólo el 40% alcanzaba el clímax, frente al 75% de mujeres que lo conseguía dentro de una pareja estable. La frustración, sin dudas, es compartida.

Comentarios