Ovación
Sábado 21 de Mayo de 2016

Por una alegría más

El Tate recibirá a Estudiantes y será otra prueba de fuego porque el Pincha es otro equipo grande que pelea por entrar a la Libertadores.

Seguramente que este campeonato de Primera División que termina este domingo para el actual plantel profesional que comanda Leonardo Carol Madelón no será uno más, porque las cosas en el aspecto deportivo terminarán de una forma altamente positiva, sobre todo porque el balance en cuanto a objetivos planteados se cumplieron y eso se debé a la gran recuperación que mostraron los Tatengues en la segunda parte del torneo, y como ya se sabe Unión finalizará bien en cuanto a promedios, pero también este grupo de futbolistas quedará en la historia de la entidad por haber ganado los dos Clásicos a Colón y sobre todo de manera contundente en el primero que se disputó en el estadio Brigadier López, goleándolo 3 a 0.
Pero más allá de que en este aspecto folklórico es algo que todos recordarán en Santa Fe, la identidad de equipo que consiguió cada formación que dispuso el técnico le dio su sello de equipo práctico y por momentos duro de superar.
Y para dejar bien claro que también está todavía con la mente en este torneo, los 11 jugadores que estarán estar tarde ante el Pincha tendrán la oportunidad de ratificar lo anteriormente expuesto porque cerrarán este ciclo ante uno de las mejores formaciones que tuvo el certamen, a tal punto que llega a la Avenida López y Planes con las chances de ingresar a la Copa Libertadores del próximo año.
Es por eso, que Unión tendrá la responsabilidad de salir en su campo para intenar arruinarle esta posibilidad que tienen los dirigidos por Nelson Vivas. Y si lográ esto ratificará también que las ansias de ganar hasta el último encuentro están intactas.
En la charla con el técnico Tatengue, hubo una frase que marcó la idea que siempre profezó el elenco albirrojo, sobre todo en aquellos cotejos que se disputaron en el estadio15 de Abril.
“Estos muchachos tienen la oportunidad de ratificar que en esta cancha, en su casa… el equipo que venga no puede llevarse nada gratuitamente. Hay que seguir en esta carrera de sumar otra alegría y ante nuestra gente, en casa propia”, fue el pensamiento que tuvo ante los micrófonos Madelón.
Un punto más que demuestra que este grupo de hombres saldrá a buscar la cuarta alegría consecutiva en Santa Fe, es la presencia del equipo base, ese que encontró el técnico desde el encuentro ante Boca Juniors, en La Bombonera.
Además, hoy no es descabellado pensar que algunos de los jugadores que ingresen esta tarde a la Avenida, lo harán por última vez, sobre todo como es el caso de Mauricio Martínez, de Ignacio Malcorra y hasta de uno de los hombres de las canteras como lo es Santiago Zurbriggen, sin dejar de lado la situación de este cuerpo técnico y lo que tiene enb mente para el torneo que viene.
Son todos ingredientes que hacen que para los Rojiblancos de lo de hoy se un examen para rendir ante toda la gente que seguramente irá a darles una despedida después de lo que le regaló este grupo.
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar

Comentarios