santafe
Jueves 10 de Marzo de 2016

Por unanimidad, Santa Fe pone en marcha su empresa de gas

Diputados dio sanción definitiva al proyecto del Ejecutivo. Todas las fuerzas destacaron el valor de llevar ese combustible a las más de 270 localidades que hoy no lo tienen y desarrollar las energías renovables. La duda de la oposición es cómo se van a financiar las obras.

La Cámara de Diputados dio sanción definitiva y por unanimidad, este jueves, a la creación de la empresa Santa Fe Gas y Energías Renovables. El proyecto generó un gran consenso entre las distintas fuerzas que acompañaron la iniciativa del Ejecutivo, que ya había sido aprobado por el Senado el 15 de octubre del año pasado. La empresa será una Sociedad Anónima con Participación Mayoritaria del Estado (Sapem) que repartirá sus acciones en un 55% para el Estado provincial; un 15% para los municipios y comunas; un 15% para las cooperativas de servicios; y un 15 % para el sector privado.
 
La exposición y defensa de la iniciativa corrió por cuenta de la diputada Clara García (PS-FPCyS), quien en su corta estadía en Diputados –asumió en diciembre del año pasado– ya se transformó en la encargada de defender proyectos que resultan claves para la gestión del gobernador Miguel Lifschitz, su marido. Su primera batalla fue nada más y nada menos que la ley de Presupuesto, mientras que la de este jueves fue mucho más tranquila, aunque no menos argumentada.
 
García repasó cómo, en 1992, se privatizó Gas del Estado con la ley de emergencia administrativa y más tarde, su par Carlos Del Frade (FSyP) recordó que fue “la privatización más escandalosa, que se logró con el diputado trucho”.
 
“Empezó con un vicio político, que siguieron las empresas concesionarias y que también siguió el ente de control (Enargás), que lleva años intervenido”, sostuvo García. Además dijo: “La flamante empresa va a necesitar un ente con los pantalones puestos y con el corazón y el pecho caliente para nuestra gente, y no solo para los concesionarios”.
 
El rol del Enargás va a ser clave porque, si bien la ley de 1992 no les otorga exclusividad a las empresas distribuidoras concesionarias, sí les otorga una prioridad. Por lo tanto, los terceros que quieran participar deberán ser privados y presentar un proyecto para ver si Litoral Gas hace uso de su prioridad. Según García, eso hizo que en los 24 años que lleva Litoral Gas en Santa Fe solo invirtiera solo en los lugares donde el rédito económico fuera acorde a su plan empresarial y no al plan de las necesidades de los santafesinos y santafesinas. “Hay más de 270 localidades de esta provincia que no tienen servicio de gas”, sostuvo.
 
Al respecto, Giustiniani acotó que lo que hay que discutir es que en los diferendos que se van a producir por las obras que va a hacer el gobierno de la provincia y que van a priorizar las necesidades básicas de los que menos tienen, el juez va a ser el Enargás. Y que al frente de ese organismo fue nombrado el “exdirector de Metrogás (David Tezanos), un hombre que viene del sector privado y que está acostumbrado a la lógica del sector privado. Ese es quien va a dirimir nuestras diferencias con Litoral Gas acerca de la cantidad de obras y las características de las mismas”.
 
Por eso Giustiniani sugirió que al momento de elaborar el estatuto de la empresa se la debe definir como distribuidora y no subdistribuidora, tal como está establecido en el inciso B del 3º artículo de la ley, al cual se abstuvo de votar junto a un grupo de diputados del PJ y su compañera del bloque Igualdad y Participación, Silvia Ausburger.
 
 
Los cuestionamientos
Las principales advertencias que planteó la oposición estuvieron relacionadas a cómo se van a financiar las obras que se van a proyectar. El diputado Sergio Más Varela (PRO), más allá de mostrarse de acuerdo con la iniciativa, planteó sus dudas sobre cómo se va a lograr ese financiamiento y dijo que en el articulado de la ley se habla de ecuaciones presupuestarias, de fideicomisos con bancos, de contribuciones que realice el Ejecutivo provincial que surjan de sus presupuestos. “La mayor reserva surge de cómo va a ser el financiamiento de las obras de magnitud que requiere el cumplimiento efectivo de esta Sapem”, indicó.
 
Por su parte, Roberto Mirabella (Frente Justicialista para la Victoria), destacó la creación de Santa Fe Gas porque se complementa con una inversión millonaria del gobierno nacional anterior, como es el gasoducto del NEA. Pero advirtió que es necesario que la empresa pueda tener el desarrollo de un plan de obras e inversiones porque: “No sería bueno para Santa Fe que estemos creando una empresa y que dentro de un año estemos debatiendo que no tenemos un fondeo, que no conseguimos financiamiento y que no podemos hacer obras claves”.
 
Consultada por Diario UNO sobre este aspecto, García afirmó: “La provincia tiene los números muy sanos y eso permite que organismos internacionales, tanto de la banca financiera como los que apoyan a municipios y comunas, como el Promudi, nos estén mirando con muy buenos ojos”.
 
“Esto va a ser una rueda donde las primeras inversiones van a ser las más costosas, pero una vez que se tenga la retribución del servicio se va a ir armando un fondo de financiamento. También con fondos que otorguen la provincia, los municipios que se asocien y las cooperativas y el sector privado.

Ante la pregunta de si es necesario un fondo especial, la diputada dijo: “Va a haber que generar un capital inicial, que se va a fijar en el estatuto y con eso se pueden crear fideicomisos, obtener préstamos, ir en busca de fondos internacionales no reintegrables”.
 
A partir de ahora el Ejecutivo tiene 180 días para preparar el estatuto e invitar a las municipalidades, comunas y cooperativas que se quieran sumar para ya trabajar en las redes regionales que van a llevar el gas del GNEA hasta las localidades.
 
Varios legisladores remarcaron que el acceso al gas será un acto de justicia y que brindará oportunidades de desarrollo social y productivo a muchos pueblos de la provincia. Llevar a los hechos las buenas intenciones será el desafío no solo de la actual gestión, sino también de las que van a venir ya que las obras que deberá encarar esta empresa serán de largo aliento.
Hipólito Ruiz / hruiz@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios