Policiales
Lunes 02 de Enero de 2017

Procesaron a cuatro médicos por la muerte de un niño

Es por el fallecimiento de Mariano Acuña, un menor de 10 años oriundo de la ciudad de Coronda, que en 2013 falleció a raíz de una infección generalizada. La querella del caso pide prisión efectiva e inhabilitación de la profesión

Tres años después de iniciarse la causa en los tribunales santafesinos, el juez correccional Nº 1, Orlando Pascua, dictó el procesamiento para cuatro profesionales de la salud de la ciudad de Coronda, luego de haber sido acusados por mala praxis en el Samco y en una clínica privada de aquella localidad, en perjuicio de un menor que perdió la vida.

El caso se remonta a los últimos días de diciembre del 2013, cuando la victima, Mariano Acuña, de 10 años, fue atendido en los dos centros de salud a raíz de un fuerte golpe que sufrió en un tobillo mientras jugaba al fútbol. Su cuadro se fue agravando con el correr de los días, ya que tuvo una infección generalizada y el 29 de ese mes el joven falleció en el hospital de niños Orlando Alassia de la capital provincial.

El hecho despertó una gran indignación en Coronda, situación que derivó en que un grupo de vecinos y familiares de Acuña cope el Samco local días después del fallecimiento para realizar su reclamo de justicia ante las autoridades.


Por homicidio culposo
El procesamiento dictado por Pascua –el pasado jueves– fue por homicidio culposo para los médicos L.R., M.C.T. y R.S. y un traumatólogo, J.Z. Los cuatro fueron acusados por haber realizado un diagnóstico erróneo de la salud del joven Acuña a fines de 2013.

De la investigación participó la abogada querellante de la familia, Hilda Knaeblein, quien luego de una pesquisa logró reunir varias pruebas para evidenciar una presunta mala praxis. Dichas evidencias se basaron en las historias clínicas secuestradas tanto en el Samco local como en la clínica privada donde fue atendido el menor.

A esos elementos, también se sumaron las pericias médicas efectuadas en la ciudad de Santa Fe y otras en la Universidad Nacional de Buenos Aires, ya que se trató de un virus que se generalizó en todo el cuerpo del menor fallecido. En este sentido, los exámenes efectuados en la UBA revelaron que existió un mal desempeño en el diagnóstico y que, a su vez, se podría haber evitado la muerte del menor, según indicó Knaeblein.

El caso
Mariano Acuña recibió un fuerte golpe en uno de sus tobillos jugando al fútbol y por ello fue atendido en el Samco local de Coronda. Allí, según la denuncia de la querella, el joven nunca recibió la atención necesaria a pesar de que su madre le decía a los médicos que el niño presentaba un cuadro de fiebre muy alto.

Pasaron los días y la situación se agravó aún más. Tanto es así, que el menor ya no podía sostenerse, situación que derivó en que un club de la ciudad de Coronda le tuvo que prestar una silla de ruedas para poder trasladarse hacia el hospital. Ya sin poder respirar, el joven fue trasladado al Hospital de Niños de Santa Fe para ser atendido de urgencia, pero con el correr de las horas se produjo su fallecimiento a raíz de la fuerte infección generalizada que se había expandido por todo su cuerpo.


Cárcel firme
"Nosotros lo que queremos es que la pena sea de cumplimiento efectivo y la inhabilitación, como lo dice la ley para el ejercicio de la profesión", dijo Knaeblein a Diario UNO, en relación a cuando la causa sea remitida al juzgado de sentencia. No obstante ello, la letrada reflexionó que "este tipo de historias a veces no salen a la luz, porque muchas veces la gente no quiere denunciar porque si uno denuncia no te atienden más".

El caso seguirá en la etapa de instrucción, ya que faltan las testimoniales de enfermeras, y se espera que luego de ello la causa sea remitida a algún juzgado de sentencia para que el caso llegue a instancia de juicio.

Comentarios