mundo
Jueves 02 de Junio de 2016

Prohíben el comercio de marfil para salvar a los elefantes

Esta norma apunta particularmente a China, que representa el 70% de la demanda y que también busca reglamentar el mercado.

Estados Unidos anunció el jueves una prohibición casi total del comercio de marfil en su territorio, afirmando su voluntad de frenar el tráfico de elefantes africanos amenazados de extinción por la caza furtiva. 
"Esperamos que las demás naciones reaccionen rápidamente y de manera decisiva para frenar el comercio de marfil e implementen reglas similares", declaró la ministra estadounidense del Interior y Recursos naturales, Sally Jewell.
Esta norma apunta particularmente a China, que representa el 70% de la demanda y que también busca reglamentar el mercado. 
Estas medidas "son cruciales para nuestros nietos y sus hijos para que puedan llegar a conocer esta especie emblemática", agregó. 
El Servicio de Pesca y de la Vida Salvaje (USFW), que pertenece al Departamento del Interior, completa así el proceso de reglamentaciones en el marco de la ley sobre las especies en peligro (ESA). "Limita así fuertemente la importación, la exportación y las ventas de marfil de elefantes africanos en los estados estadounidenses". 
Esta medida "cierra un canal importante para los traficantes eliminando la cobertura del comercio legal de marfil", explicó Dan Ashe, el director de USFW. "Tenemos aún mucho por hacer para salvar a esta especie pero hoy es un buen día para el elefante africano". 
La norma contempla algunas excepciones como los instrumentos de música, los muebles y las armas que contengan menos de 200 gramos de marfil. Las piezas antiguas, que daten de al menos un siglo, también están exceptuadas.
Existen alrededor de 450.000 elefantes en el continente africano y unos 35.000 son cazados cada año. El comercio ilegal de marfil está mayoritariamente alimentado por la gran demanda en Asia y Medio Oriente, donde el marfil de los elefantes y los cuernos de rinocerontes son utilizados en la medicina tradicional y en la ornamentación.
Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios