mundo
Viernes 26 de Febrero de 2016

Prohíben llevar baterías de litio en bodegas de aviones de pasajeros

Disposición mundial. Los viajeros podrán embarcar con celulares y notebooks sólo en equipajes de mano. Hubo siniestros ocasionados por esos acumuladores.

La Organización de la Aviación Civil Internacional (Oaci) ha prohibido de forma provisional todos los cargamentos de baterías de iones de litio en aviones civiles por el riesgo que plantea a las aeronaves. La medida entrará en vigor el próximo 1 de abril. La decisión aprobada por los 36 países miembros del consejo de gobierno del organismo de la ONU afectará a todas las aerolíneas.
  La prohibición hace referencia al transporte de cargamentos de baterías de litio en aviones de pasajeros. Por tanto, la tripulación y los pasajeros pueden llevar dispositivos electrónicos tanto en cabina, pero no podrán cargarlos en las bodegas de las aeronaves.
  La decisión tiene alcance internacional y fue comunicada por la OACI, una agencia de las Naciones Unidas que se encarga de regular y promover los reglamentos y normas en la aeronáutica mundial. La medida, se informó, responde al peligro que generan este tipo de baterías, ya que se pueden sobrecalentar y causar incendios.
  En la nota oficial de la Oaci se lee: “La decisión del Consejo se aplica únicamente a las baterías de ion litio expedidas como carga en aeronaves de pasajeros y no a aquellas instaladas en los aparatos electrónicos personales que llevan los pasajeros o los miembros de la tripulación”.
  El organismo dependiente de la ONU asegura que esta medida había sido una petición recurrente desde los diferentes agentes del sector (empresas y pilotos) por motivos de seguridad.
  En los últimos años se han detectado varios casos de explosiones que han puesto en peligro la seguridad aérea. Así, un Boeing de All Nippon Airways que se dirigía desde Boston a Japón sufrió en enero de 2013 dos incendios en la bodega, debido al sobrecalentamiento de las baterías de varios de los dispositivos que transportaba y esto obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia.
  The Wall Street Journal informó en septiembre de 2015 de que un avión Boeing 747 de la empresa de transporte UPS se estrelló en Dubái en 2010 poco después de que se declarase un incendio causado por baterías de litio.
  Las pruebas realizadas por los organismos de aviación han establecido que las baterías de litio pueden sobrecalentarse y arder con un calor de aproximadamente 600 grados centígrados. Otras pruebas, según informa la BBC, han establecido que las baterías sobrecalentadas pueden desprender vapores que, si se acumulan, pueden dar lugar a explosiones que neutralizan los sistemas de extinción de incendios dejando que los fuegos ardan sin control.
  Además varios tests elaborados por la autoridad de aviación de Estados Unidos demostraban que los sistemas de extinción de incendios instalados en los aviones no pueden manejar las temperaturas particularmente altas de los incendios de litio y la velocidad con la que estos pueden propagarse. Además, los extintores de fuego halón estándar no son lo suficientemente eficaces contra estos incendios.
  Esta prohibición temporal se mantendrá al menos hasta 2018, cuando está previsto que se establezcan las nuevas normas sobre las características funcionales del embalaje y transporte de baterías de litio, según informó el presidente del Consejo de la Oaci, Olumuyiwa Benard Aliu.
  Aunque la mayoría de las baterías de iones de litio son transportadas en barcos, alrededor del 30 por ciento son entregadas por transporte aéreo. Y la mayoría viajan en las bodegas de los aviones de pasajeros en vez de aviones de carga.
  Esta decisión es el resultado de extensos estudios realizados por la Comisión de Aeronavegación de la Oaci y por los grupos de expertos sobre mercancías peligrosas, operaciones de vuelo y aeronavegabilidad de este organismo de las Naciones Unidas.
  Los fabricantes de aeronaves y las asociaciones de pilotos, que han sido los mayores promotores de la prohibición de la expedición de baterías de ion litio como carga en aeronaves de pasajeros, esperaban ansiosamente esta nueva medida de seguridad.
  Las pruebas llevaron a Boeing y Airbus a declarar en 2015 que era “un riesgo inaceptable” continuar con el envío de baterías de iones de litio al por mayor.
  La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) estima que las compañías aéreas que transportan las baterías de forma masiva a ese país también llevan cerca de 26 millones de pasajeros al año.
  En 2013 la línea japonesa ANA varó su flota de aviones Boeing Dreamliners debido a un incidente que involucró baterías de litio.

Comentarios