El país
Miércoles 17 de Agosto de 2016

Pronostican que el dólar "se seguirá abaratando en 2017"

La consultora Economía & Regiones sostuvo que el tipo de cambio real "se seguirá abaratando en 2017", como consecuencia de que "la inflación le seguirá ganando a la apreciación nominal" del billete

La consultora Economía & Regiones sostuvo que el tipo de cambio real "se seguirá abaratando en 2017", como consecuencia de que "la inflación le seguirá ganando a la apreciación nominal" del billete estadounidense frente al peso argentino, y advirtió que "si no se corrigen ciertos problemas de fondo" de la economía, el gobierno nacional deberá "acudir a la devaluación como válvula de escape".

"Lo que importa no es el dólar nominal, sino el dólar real; es decir la cotización luego de computar los efectos de la inflación", explicó el análisis, al tiempo que consideró que "en Argentina el dólar medido en términos reales tiene una inexorable tendencia apreciadora de largo plazo. En otras palabras, en el largo plazo el dólar está 'condenado' a abaratarse".

El informe de E&R evaluó que "el punto a considerar es que si no baja la relación entre el gasto público y Producto Bruto Interno (PBI), la presión fiscal récord, la inflación, el riesgo país y el costo de financiamiento, es decir continúan las malas políticas, la apreciación cambiaria terminaría nuevamente ahogando al sector real de la economía".

Así subrayó que "es en este marco cuando surge la corrección de corto plazo con la brusca devaluación como válvula de escape, como aconteció a comienzos de 2014 y 2016".

"Es decir, si no se corrigen todos estos problemas de fondo, nuevamente la macroeconomía acudirá a la devaluación como válvula de escape", aseguró la consultora.

Sin embargo, puntualizó que "sin correcciones de fondo, la devaluación es, como ya aconteció en el pasado, 'pan para hoy y hambre para mañana'", ya que remarcó que tal medida "no sirve para impulsar el crecimiento de largo plazo y generar empleo genuino".

En consecuencia, insistió en que "sin correcciones de fondo, es decir sin bajar el ratio gasto público/PBI, la presión tributaria, la inflación a un dígito y el costo de capital a la mitad, la devaluación será inexorablemente seguida por aceleración inflacionaria; y el dólar se volverá a abaratar rápidamente".

De acuerdo con el análisis, "las expectativas del público son fundamentales en la determinación del tipo de cambio y éstas dependen de lo que se haga en materia de política monetaria y fiscal".

Puntualizó que "en definitiva, lo que se haga en materia de política fiscal y monetaria es trascendental para la cotización del dólar".

Comentarios