Solidaria
Martes 05 de Julio de 2016

Proyecto Lázaro ya ayudó a caminar a más de 600 perros

La iniciativa, encabezada por los alumnos de la escuela Nº 647, se basa en la realización de carritos para los canes que tienen dificultades

Desde hace casi seis años los alumnos de la Escuela Técnica Nº 647 de barrio Centenario llevan adelante el proyecto Lázaro –denominado en alusión al personaje bíblico que Jesús resucitó después de mencionar la frase: "¡Levántate y anda!"– que se basa en la elaboración de carros de asistencia para perros que luego de haber sufrido un accidente o enfermedad están imposibilitados de mover de sus patas traseras, en la mayoría de los casos.
Dicha iniciativa solidaria, que fue galardonada hace dos años por Diario UNO como "Personaje Destacado", logró trascender hace poco la significativa cifra de 600 entregas, número que refleja el gran compromiso que tienen todos los jóvenes que están involucrados en esta tarea.
"Si bien son diez los estudiantes que tienen más responsabilidad de trabajo en este proyecto –que es extracurricular– el trabajo de apuntalamiento de la iniciativa involucra a casi toda la escuela, a dos docentes que son guías (David Modini y Alejandro Jobson), y también a los exalumnos que participaron en su momento", explicó en diálogo con Diario UNO la directora de la institución, Rosana Colodio, quien afirmó que en promedio se entregan unos seis o siete carros por semana, elaborados con hierros del seis, del ocho y hasta del diez; aluminio, varilla enroscada, cintas, ruedas, y todos los elementos que se requieran indispensables dependiendo de cada caso.
"Decimos que todos están involucrados porque por la gran demanda que tenemos se tuvo que aceitar el mecanismo de organización entre los que hacen los presupuestos, los que sueldan, los que colaboran con la medida de los perritos, toman los pedidos y por supuesto los que acondicionan la entrega y aconsejan a los dueños sobre su uso", declaró Colodio, al tiempo que detalló que "muchas veces las personas no saben y creen que el carrito es como una silla de ruedas que va a poder usar todo el tiempo su perro, cosa que no es así, ya que el mismo simplemente implica un mejoramiento de su calidad de vida para cuando sale a hacer un paseo, porque para descansar no puede usarlo".
En esa línea y para cerrar, la mujer contó que con el paso de los años los chicos fueron perfeccionando sus elaboraciones para lograr mayor comodidad de los usuarios. "Se está pensando en diseñar alguno que sea flexible o que sirva para quienes necesitan ayuda en las patitas delanteras, como los que se venden, pero son cosas que requieren de planificación y tiempo", concluyó la docente.

Comentarios