santafe
Sábado 06 de Febrero de 2016

Pyme locales preocupadas por el costo operativo de las tarjetas

artefactos para el hogar. La cámara que nuclea a las empresas mantuvo reuniones en Buenos Aires. Exigen mayor competitividad en el rubro. Reclamos por la falta de rentabilidad en las ventas a través del plástico.

Los empresarios viajaron a Capital Federal para reclamar mayor “igualdad competitiva”. Preocupados por la incidencia impositiva en las ventas con tarjetas de crédito, solicitan tener el mismo arancel que poseen las grandes superficies comerciales y poder vender con las principales tarjetas del mercado.
La reunión había sido solicitada con anticipación por las principales cámaras de comercio en artefactos del hogar, entre ellas la de Santa Fe. Finalmente, en Buenos Aires, mantuvieron una entrevista con Fernando Blanco Muiño, Director Nacional de Defensa del Consumidor .
La norma exige que los comercios estén obligados a no generar diferenciaciones entre las ventas de contado y con tarjeta. En varias oportunidades, las asociaciones de consumidores se encargan de recordar que se encuentra prohibido el cobro de recargos por compras realizadas con tarjetas, situación frecuente en algunos comercios de la ciudad. En este sentido, recalcan que el precio de contado debe ser igual al que se abona con tarjetas.
Ante este escenario, los propietarios de las Pyme expresaron su preocupación por los costos operatorios que tienen algunos plásticos. En este contexto, manifestaron su inquietud por la falta de rentabilidad en la ventas que se realizan a través de las tarjetas de crédito. Desde el sector, entienden que es una “deuda pendiente” resolver el inconveniente que registran la mayoría de las pequeñas y medianas empresas. Según informaron desde la Cámara de Artefactos del Hogar de Santa Fe, los aranceles por ventas con plásticos van del 18 al 26 por ciento y el de las grandes superficies están por debajo del 15 por ciento 
En diálogo con Diario UNO, el titular de la Cámara de Artefactos del Hogar de Santa fe, José Lilino, comentó: “Lo primero que fuimos a plantear es tratar de generar una igualdad de condiciones. Queremos tener el mismo arancel que el de las grandes superficies comerciales y poder vender con las principales tarjetas del mercado”.
El problema de fondo reside en la negociación con los bancos y las tarjetas respecto de las comisiones. José Lilino explicó: “Por cada producto que vendemos, tenemos entre un 15 a un 18 por ciento de costo fijo y la tarjeta me saca el 26 por ciento”. Con esta ecuación–consideró Lilino– los comercios terminan perdiendo la ganancia de algunos productos y caen en la “falta de rentabilidad”.
Las ventas con tarjetas de crédito coparon el mercado. Desde hace tiempo, la mayoría de las compras se realizan a través de este medio. “Las mayoría de las ventas son con tarjetas de crédito. Se está usando mucho el plástico, entonces nuestros comercios corren el riesgo de seguir trabajando a pérdida. Eso es lo que le trasladamos al funcionario nacional”, dijo Lilino. Por otro lado, comentó que solicitaron la ampliación de los días del programa nacional “Ahora 12”.
Para las pyme, una de las salidas al reclamo sería que las ventas de contado tengan un valor y la ventas en cuotas incorporen el costo de la financiación. En este sentido, Lilino expresó: “Supongamos que tenés un producto que vale mil pesos, si lo querés en 6 cuotas te va a salir un 15 por ciento más y si lo querés en 12 te va a salir un 30 por ciento más”. De esta forma, entiende el titular de la Cámara, las Pyme no se hacen cargo de la financiación. 
El representante del Gobierno Nacional, Fernando Blanco Muiño, comunicó a los referentes de las cámaras de electrodomésticos que iba a iniciar gestiones para unir al sector comercial con una de las principales tarjetas del mercado. Además, les dijo que iba a trabajar en la ampliación del programa “Ahora 12”.
“Hay que destacar la predisposición, nos atendió muy bien”, dijo José Lilino al matutino. Las partes acordaron en mantener reuniones periódicas, cada 40 días aproximadamente. Por otro lado, los empresarios manifestaron su preocupación por las ventas al público a través de internet que realizan las empresas mayoristas. “Sucede que a veces venden al mismo precio que nosotros o incluso más barato. Existe como una competencia desleal”, sostuvo. 

Perspectiva 2016
Durante el cónclave, los participantes cruzaron opiniones sobre el semestre que se aproxima. “Vamos a tener un semestre complicado. Lo más importante va a ser pasar por las negociaciones paritarias”, dijo el referente de la Cámara. A título personal, José Lilino entiende que los empleados deben ganar bien porque después, esos recursos se vuelcan en el mercado. Igualmente, no desconoce los inconvenientes y compromisos: “Si bien nos cuesta mucho mantenerlos, hacemos el esfuerzo. La mayoría de las Pyme tratan de tener una relación cercana con los trabajadores. Más aún en las localidades pequeñas donde uno convive con el empleado y con el cliente”.
Con respecto a los precios, el escenario futuro no presenta demasiados cambios. “Yo creo que el golpe de los precios ya se dio con la devaluación. Nuestro rubro no va a tener una deflación, pero no creo va a haber mayores aumentos en el primer semestre. Igualmente, debemos pasar las paritarias y los efectos que pueden generar los ajustes tarifarios”, finalizó José Lilino.

Comentarios