Ovación
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Que la quinta sea la vencida

Federico Delbonis enfrentará este viernes, desde las 10, a Marin Cilic, en el primer punto de la serie al mejor de cinco entre la Argentina y Croacia, en Zagreb, por la final del Grupo Mundial 2016 de la Copa Davis, donde el elenco albiceleste buscará el título tras cuatro finales perdidas

En el partido más trascendente de su carrera, el azuleño Federico Delbonis (41º) enfrentará este viernes al top ten local Marin Cilic (6º) en el primer punto de la serie al mejor de cinco que animarán la Argentina y Croacia, en Zagreb, por la final del Grupo Mundial 2016 de la Copa Davis. Jugarán desde las 10 (hora de la Argentina, y con la televisación de TyC Sports y TV Pública) en el punto que abrirá la acción en el estadio Arena Zagreb, con capacidad para 14.774 espectadores y ubicado en una zona periférica de la ciudad balcánica.

El segundo punto de la final lo disputarán a continuación el tandilense Juan Martín Del Potro (38º) y el gigante croata Ivo Karlovic (20º), de 2,11 metros de estatura y dueño de un saque demoledor pero, acaso, ese sea el único punto realmente preocupante de su juego.

La elección de Delbonis, en desmedro del bahiense Guido Pella (72º) y el correntino Leonardo Mayer (127º), fue una decisión estratégica y pensada, ya que el capitán Daniel Orsanic consideró que un zurdo puede complicar más a Cilic, ya que el azuleño está mejor que el bahiense, que también impacta con idéntica mano, mientras que el correntino es diestro.
Embed

"Fue una elección difícil, porque los tres se adaptaron bien a la superficie (rápida y bajo techo) y me decidí por Fede porque se mostró mejor y pienso que está en condiciones de hacer un buen partido", reveló Orsanic luego del sorteo que se efectuó en La Sala de Conciertos Vatroslav Lisinski.

La serie entre argentinos y balcánicos continuará este sábado, desde las 11, con el punto del dobles entre los locales Ivan Dodig (13º del mundo en la especialidad) y Franko Skugor (108º) ante una dupla albiceleste que, en principio, sería conformada por el bahiense Pella y el correntino Mayer. De todas maneras y más allá de lo que anunció Orsanic durante el sorteo, lo más probable es que Argentina asuma el dobles con Del Potro y Mayer, porque el capitán repitió una y otra vez que es la pareja que más le gusta.
Por el lado de Croacia, el capitán Zeljko Krajan incluirá a Dodig y probablemente a Cilic ya que juntos, este año, vencieron a los gemelos estadounidenses Mike y Bob Bryan en los cuartos de final de la Davis, y además a Skugor lo incluyó a último momento en reemplazo de Borna Coric (48º), quien se repone de una operación en la rodilla derecha y no lo conformó durante las prácticas.

El domingo, desde las 10, se medirán Del Potro y Cilic y a continuación se anunció a Delbonis frente a Karlovic aunque, si la final se estira hasta el quinto punto, lo más seguro es que sea el Yacaré Mayer quien lo juegue, como también lo hizo en Glasgow cuando venció a Daniel Evans y sentenció la victoria argentina en las semifinales.

"La cancha no es tan veloz como la esperábamos, nos preparamos muy bien y cada equipo cuidó hasta el mínimo detalle. De hecho, los croatas se dieron cuenta que Coric no estaba al 100% y lo sacaron, eso quiere decir que no darán ninguna ventaja", analizó el capitán argentino, de 48 años.
Embed

Los dos finalistas llegaron a la definición tras recorrer distintos caminos ya que la Argentina ganó todas sus series como visitante, y Croacia se impuso dos veces lejos de su casa y la otra de local. La Argentina, que nunca pudo ganar la Davis (perdió las finales de 1981, 2006, 2008 y 2011), se instaló en la definición tras haber superado a Polonia por 3 a 2 en Gdansk; a Italia, por 3 a 1 en Pesaro, y a Gran Bretaña, el campeón vigente, por 3 a 2 en Glasgow.

Croacia en tanto, que fue campeón de la Davis en 2005 (con Cilic y Karlovic en el equipo), eliminó a Bélgica por 3 a 2 en Lieja; a los Estados Unidos por 3 a 2 en Portland, y a Francia por 3 a 2 como local en la ciudad de Kresimir.

En la previa, Croacia llega como candidato, pero la Argentina supo lidiar durante todo el año con favoritismos ajenos y está en condiciones de obtener la victoria que instalaría a todo el equipo en la historia grande del tenis. Para lograr la proeza es necesario que Del Potro, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y campeón el mes pasado en el ATP 250 de Estocolmo, se quede con sus dos puntos, y también se precisa un batacazo de Delbonis ante Cilic o en el dobles y hasta se puede especular con un quinto punto entre Mayer y Karlovic.

En la antesala de la gran final, por las calles de Zagreb, una ciudad con el encanto típico centroeuropeo y casi un millón de habitantes, se observó deambular a bulliciosos hinchas argentinos que desean ganar la Davis y prometieron ser más de 2.000 en el estadio, para aportar el impulso externo que para los jugadores constituirá un plus. La mesa está servida y la Argentina, con un verdadero equipo, sin los vedetismos ni egos del pasado, está dispuesta a pisar fuerte en Zagreb y saldar de una vez por todas esa gran asignatura pendiente que constituye la Copa Davis para el tenis nacional.
Embed

Las claves de la Torre
Juan Martín Del Potro, rival de Ivo Karlovic en el segundo punto de la final, consideró ayer que su servicio y una buena devolución serán claves ante un rival como el croata, que juega puntos cortos, no da ritmo y es un sacador temible. "Debo conservar siempre mi servicio, porque si lo pierdo me puede costar un set o el partido. También será clave la devolución ante un rival como Karlovic, que no te da ritmo y tiene uno de los mejores saques del mundo", dijo la Torre, que aventaja por 4 a 1 al balcánico en el historial.

El tandilense derrotó a Karlovic en Roland Garrós 2011; Miami y la serie de Copa Davis jugada en Buenos Aires en 2012, y el mes pasado en Estocolmo, mientras que perdió en Nottingham 2007. "Es un jugador que con su servicio te da mínimas chances, intentaré aprovecharlas. Me preparé bien y la cancha está buena para mi juego, espero que tengamos todos un gran día", cerró

Comentarios