Economía
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

¿Qué sueldos deberías ganar para no pagar Ganancias?

El Gobierno nacional envió a la Cámara de Diputados su proyecto de reforma del tributo que eleva el mínimo no imponible un 15%.

El proyecto del Gobierno para modificar el Impuesto a las Ganancias, que ingresó ayer por la tarde a la Cámara de Diputados, dará que hablar en el Congreso. Prevé una suba del mínimo no imponible del 15% y cambios en las escalas. Pero la sorpresa está en las deducciones de las cargas de familia: si prospera sin cambios se podrá descargar a los hijos hasta los 18 años y no hasta los 24, y se eliminará la deducción por padres, abuelos y cónyuges.


En cuanto a las escalas, la imposición mínima será del 5% contra el 9% actual, pero el contribuyente que pague por primera vez el tributo tendrá un beneficio por un año y pagará 2%. El tope de las escalas llega a 35% y no a 45% como se especuló en un principio. De esta forma fija en $ 48.666 brutos el concepto de ganancia no imponible.


A modo de ejemplo, los trabajadores solteros pagarán Ganancias cuando cobren $ 21.712, cuando antes eran de $ 18.880. Para los casados, la modificación es mínima. En cambio, se elimina la posibilidad de deducir el importe previsto para los ‘cónyuges‘ (hasta ahora, podía considerarse dicho importe si el cónyuge no trabajaba), y en el caso de los hijos, con un aumento en el importe de la deducción del 15%, se baja la edad hasta la cual se admite esa deducción. Hasta ahora, los hijos podían deducirse en la medida que no tuvieran ingresos propios, hasta cumplidos los 24 años, ahora sólo hasta los 18.
Embed


De esta manera, un trabajador casado, con dos hijos (familia tipo), que hasta ahora pagaba el impuesto a partir de un sueldo neto de $ 25.000 mensuales, ahora, y sólo en la medida que ambos hijos estén por debajo de los 18 años, pagará el impuesto por un sueldo neto mayor a $ 25.231.


"En otras palabras, para el caso, prácticamente no tuvo incremento de las deducciones globales, en virtud de la eliminación de la deducción por el cónyuge. Incluso, podría darse el caso que si ese trabajador tuviera ambos hijos, entre 18 y 24 años, ahora pasaría a pagar el impuesto igual que un trabajador soltero, a partir de un sueldo neto de $ 21.712, lo que se traduciría en definitiva en una rebaja de sus deducciones globales del 13%, o como suele conocerse, rebaja de los ‘mínimos no imponibles‘ considerando bajo este concepto incluidas a las cargas de familia", explicó Daniel Lejtman, estudio Lisicki, Litvin & Asociados.


"Con los nuevos incrementos se propone fortalecer la readecuación de los valores de estas deducciones para que su aplicación afiance el poder adquisitivo de los trabajadores en su conjunto evitando efectos negativos en la demanda de bienes y servicios", destaca el proyecto en sus fundamentos.
salarios ganancias.jpg


En cuanto a la Escala del impuesto, finalmente se modifica la misma, que no sufría variaciones desde el año 1999. Dicha modificación, implica un aumento de los distintos tramos, que se realizará en forma escalonada en los años 2017, 2018 y 2019, creándose tramos intermedios con alícuotas que se incrementan de a 5%, implicando un mayor el aumento en los topes de los tramos más bajos, que de los tramos más altos, profundizando la progresividad del impuesto.


Según el proyecto del Gobierno aquellas personas que tengan una ganancia neta imponible acumulada hasta $ 61.000 pagarán 5%. Entre 61.000 y 91.000, pagarán 10% por el excedente que va entre los $ 61.000 y los $ 91.000, es decir, una alícuota de $ 3050. La misma lógica se aplica para el resto de las escalas. Para los sueldos de $ 122.000 (20%, o $10.700); $ 182.000 (25% o $ 22.700); $ 243.000 (30% o $ 37.950) y $ 426.000 (35% o $ 92.850). Todas las alícuotas se pagan sobre el excedente de $ 61.000.


El costo fiscal, que ya está contemplado en el Presupuesto 2017, llega a los $ 27.500 millones. Una cifra muy inferior al proyecto del Frente Renovador que alcanza los $ 100.000 millones. De todas formas, la modificación de Ganancias no implica cambios en el costo laboral por empleado. A modo de ejemplo, un trabajador que le cueste a una empresa $ 65.000 tiene un sueldo bruto de $ 52.000, un neto de $ 43.160 y un salario de bolsillo de $ 36.101. La mayor parte del costo laboral son las cargas patronales y no Ganancias.

Cronista

Comentarios