Policiales
Jueves 06 de Octubre de 2016

Quedaron detenidos por amenazar a vecinos del barrio Fonavi Centenario

Se trata de una mujer de 27 años y un varón de 22. Amenazaban a los vecinos para que dejaran sus departamentos. En su resolución, el juez Jorge Patrizi destacó la calificación penal hecha por la fiscal María Laura Martí y se refirió a la refractariedad a la norma que implican conductas de este tipo.

Una mujer de 27 años –cuyas iniciales son JDG– y un varón de 22 –JEP– quedaron detenidos con prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza la fiscal María Laura Martí por la usurpación de viviendas en el Fonavi San Jerónimo del barrio Centenario de la ciudad de Santa Fe. La medida cautelar fue resuelta por el juez Jorge Patrizi, a pedido de la fiscal del MPA.
Los delitos que le imputó Martí a la mujer son amenazas calificadas por el uso de arma y amenazas coaccionantes calificadas por tener el propósito de compeler a una persona a hacer abandono del lugar de residencia habitual (dos hechos), en concurso real. Por su parte, el varón fue imputado por la fiscal como coautor de los delitos de amenazas calificadas por el uso de arma y amenazas coaccionantes calificadas por tener el propósito de compeler a una persona a hacer abandono del lugar de residencia habitual, en concurso real.

Refractariedad a la norma
En la resolución en la que ordena la prisión preventiva de las dos personas, el juez Patrizi considera correcta la calificación penal que hace la fiscal Martí y sostiene que "hay una intimidación específica" a las personas para que dejen sus casas para luego ocuparlas. En tal sentido, el magistrado rechazó la hipótesis de la Defensa que planteaba que el delito era una tentativa de usurpación.
Por otra parte, Patrizi se refirió al delito de amenaza y dijo que la figura no sólo está en el Código Penal, sino también "tiene entidad, sobre todo en la ciudad de Santa Fe, donde se están viviendo situaciones de usurpaciones y donde hay personas que están siendo obligadas a abandonar sus casas, porque si no se las queman o toman represalias contra ellas". Y agregó que, en este caso, "al estar comprometida la libertad de la persona –porque fueron específicamente intimidados para hacer abandono del lugar– ya nos está marcando que la pena tiene que ser seria y grave".
También sostuvo que "hay una refractariedad total a la norma. No podemos decir que porque una persona necesita una casa para sus hijos, la otra persona se tiene que ir. ¿Cuál es el respeto a la ley? Ningún respeto a la ley", afirmó Patrizi. En tal sentido, añadió que la "severa refractariedad a la norma" es abonada por la actitud de la detenida que "pone a sus hijos en frente para luego entrar en una actitud ilícita".

Los hechos
Los dos detenidos –junto a una tercera persona de la que se desconoce su identidad– agredieron y amenazaron a un vecino del Fonavi San Jerónimo para que dejara su departamento ubicado en la Manzana 4 del complejo habitacional. El sábado 24 de septiembre, minutos antes de las 21:00, lo interceptaron mientras abría la puerta de su casa. Mientras JEP lo amenazaba con un cuchillo tipo carnicero con mango blanco, la mujer le decía que le sacaría sus pertenencias y que se quedaría con su departamento.
La tercera persona –aún no identificada–, agredió al vecino arrojándole un trozo de loseta de baldosa que le impactó en el hombro derecho; una piedra que impactó en la espalda de la víctima; y un fierro con el que le lesionó el antebrazo. De acuerdo a la constatación médica realizada, la víctima sufrió lesiones leves.
Por otra parte, la mujer que quedó detenida, también fue imputada por otro hecho que ocurrió el mismo 24 de septiembre. Alrededor de las 20:30 interceptó violentamente a una vecina que alquilaba un departamento en la Manzana 4, a quien amenazó con quemarle la casa. Por tal motivo, la vecino decidió mudarse a otro barrio de la ciudad.
Por último, esta misma mujer que quedó detenida ya había sido denunciada en 2014 por haber ocupado ilegalmente una vivienda en la Manzana 12 del barrio. En aquel momento, se inició el trámite del cese de estado antijurídico, y el 6 de junio se homologó judicialmente un acuerdo al que arribaron las partes y la mujer desalojó la casa.


Fuente: MPA

Comentarios