Policiales
Lunes 03 de Octubre de 2016

Quedó en prisión el falso policía que engañaba a compradores de motos

Se trata de un joven de 18 años acusado de integrar una banda que ofrecía vehículos por Facebook y cuando iban a realizar la compra los asaltaban en Bº Santa Marta. La defensa del imputado acordó que permanezca detenido ya que corre peligro su vida por amenazas de otro integrante del clan

Pocas son las veces en que tanto la defensa como la fiscalía acuerdan de manera inmediata una prisión preventiva en el ámbito tribunalicio. Por lo general, las audiencias llevan más de una hora de debate donde se dirime la libertad del justiciable. No fue el caso de Nicolás B., de 18, quien el pasado jueves fue aprehendido por pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI), tras ser sindicado como un falso policía que integraba una banda dedicada a engañar a compradores de motos y luego asaltarlos en zona norte. Ahora su defensa acordó que el muchacho permanezca detenido por su propia seguridad.

La decisión fue por orden del juez Jorge Patrizi, quien en una audiencia llevada a cabo en la Sala II de tribunales durante la mañana de este lunes, determinó la medida cautelar hasta tanto no se sumen más elementos que permitan desarrollar una revisión de la causa. Dicha resolución judicial se amparó en la seguridad del imputado, ya que según comentó su defensa, a cargo de Daniel Roca, existe uno de los integrantes de la banda –el tío del muchacho– que ejerció presiones contra el acusado y su propia familia. El mismo es intensamente buscado por la Fiscalía y la propia Policía de Investigaciones (PDI).

Nicolás B. fue sindicado como integrante de una banda de delincuentes que ofrecía motocicletas por la red social Facebook –a través de una cuenta privada– y citaban a sus victimas hasta una dirección. Allí, una persona –el imputado– los guiaba hasta el barrio Santa Marta, sobre las calles Bernal y Neuquén –donde hay un descampado– y les robaban el dinero que tenían para la compra del birrodado.
Embed

La investigación surgió luego de que una de las víctimas oriundas de Laguna Paiva denuncie el suceso a la PDI tras haber sido engañado. El mismo fue víctima de una de las ofertas y luego fue citado en las rutas 2 y 5. Allí lo esperaron y lo trasladaron hasta el barrio Santa Marte y al arribar al mismo, delincuentes le sustrajeron la suma de dinero que llevaba ($9.500) para retirar la moto.

Días después, los agentes de investigación se hicieron pasar como presuntos compradores de una motocicleta y coordinaron una cita en Bulevar Pellegrini y avenida Freyre, frente al club Unión. Allí, cuando los pesquisas llegaron, notaron que había un joven en una motocicleta que vestía una campera con insignias de la Policía de la Provincia de Santa Fe. El mismo había sido mandado para que guíe a los "compradores" hacia el lugar donde se cometían los atracos.

Los efectivos encubiertos arrestaron al muchacho y lo pusieron a disposición del fiscal Omar De Pedro, quien lo imputó el viernes pasado por el delito de robo calificado y pidió su detención bajo la prisión preventiva. Dos días después, la defensa del muchacho aceptó la medida cautelar y pidió que cuando se sume un elemento nuevo a la investigación se revea su estado de encierro.

Comentarios