santafe
Sábado 04 de Abril de 2015

Quemacoches: provocan más consultas en las aseguradoras

Empresas locales confirmaron que ante los hechos que se dieron en los últimos 10 días, muchos de sus clientes llamaron para asesorarse y adquirir cobertura contra incendios

En los últimos diez días se conocieron los casos de cinco vehículos incendiados en la vía pública de la capital provincial. En todos los hechos, el modus operandi es el mismo ya que los delincuentes incendiarios eligieron un automóvil estacionado en la calle, siempre en horas de la madrugada, para prenderle fuego. Un detalle que no ha pasado desapercibido es que los autos seleccionados por el o los pirómanos son siempre blancos.

Estos hechos despertaron la alarma de los propietarios de vehículos que en muchos casos se contactaron con su empresa aseguradora para verificar el estado de su póliza y si esta cubriría los daños ocasionados por el fuego.

En diálogo con Diario UNO, Daniel Porta, gerente regional del grupo asegurador La Segunda, manifestó que a raíz de esos casos se produjo un aluvión de consultas. “Muchos se contactaron para saber si tenían la cobertura; otros para saber qué podían hacer y cómo tomarla. Todo este tipo de hechos suele mover el mercado”, confirmó Porta.

“En nuestro caso, en forma mayoritaria, la cartera posee la cobertura de robo e incendio”, explicó Porta, al mismo tiempo que aclaró que aquellos que no la poseen son por cuestiones vinculadas a las pautas de suscripción y modelo del vehículo. “En estos casos se le otorga la responsabilidad civil solo contra terceros”, aseguró el gerente.

En la actualidad, el mercado de los seguros en el país se maneja con pautas de contratación, esto implica que comúnmente para la cobertura de robo e incendio las aseguradoras están otorgando a partir del modelo 2000, mientras que otras trabajan con automóviles lanzados en 2005, pero siempre se tomará en cuenta la antigüedad del coche.
Con relación a las consultas de sus clientes, refirió que estos se contactaron con el objetivo de saber si contaban con la cobertura y otros para averiguar qué costo tenía el incluirla. En la mayoría de los casos, se trataba de propietarios que poseían vehículos relativamente nuevos.

Avalado por la ley
El hecho de que el auto sea destruido como consecuencia de un incendio muchas veces despierta dudas sobre las causas que podrían originarlo, sin embargo Porta fue muy claro al explicar que las leyes siempre exigen que se demuestre la intencionalidad del siniestro. “La ley es muy clara: si no se demuestra que fue el asegurado quien produjo el siniestro, en este caso quien prendió fuego al auto, así haya sido en forma intencional, la aseguradora debe cubrirlo”, explicó Porta.

En ese sentido, aclaró que la relación contractual de la póliza de seguro establece entre la aseguradora y el asegurado (y viceversa), que para que no haya cobertura quien incurre en dolo (ya que ese es uno de los motivos por los cuales se puede rechazar el siniestro) tiene que ser el asegurado, en el caso de que se hable de prenderle fuego al auto de forma directa.

Si la aseguradora no demuestra de forma fehaciente que fue el asegurado quien prendió fuego el auto, no importa quién le haya prendido fuego, tiene que cubrirlo.
“Es lo mismo si se prendió fuego por una falla mecánica o si vino un NN y le arrimó un litro de nafta con un fósforo. Es exactamente igual, así lo establece la ley para todas las aseguradoras del mercado nacional”, expresó.

Al momento de producirse los siniestros en la ciudad, todos los vehículos se encontraban en la vía pública. En ese sentido, Porta aclaró que las pólizas convencionales otorgan la cobertura ya sea que el auto haya estado en la vivienda del propietario, en la calle o en una cochera.
Al momento de brindar pautas para resguardar el coche, Porta fue muy claro: en primer lugar aconsejó extremar todas las precauciones y dejar el vehículo el menor tiempo posible en la calle; otra de las medidas a tomar es revisar junto a su asesor qué tipo de cobertura posee el automóvil y sobre todo, tener la cuota del seguro al día.

Los costos
Desde otra de las empresas locales consultadas sobre el tema, explicaron que la compañía cubrirá los daños sufridos siempre y cuando el propietario del coche haya contratado el servicio que lo cubra. Por lo general, el costo de la cobertura para este tipo de siniestros dependerá siempre del tipo de vehículo, modelo y la suma asegurada. “Eso es primordial para establecer el costo del seguro, pero una cobertura ronda los 500 pesos promedio”, confirmó Mario Cornú, productor y asesor de la empresa San Cristóbal. 

El productor explicó que una cobertura normal, como se denomina en la plaza de “tercero completo”, cubre la destrucción total por accidente del vehículo, el incendio (total o parcial) o el robo (total o parcial). 

En caso de que el propietario de un vehículo sufra este tipo de siniestros, el primer paso que deberá dar es acercarse a su productor o compañía y realizar la denuncia correspondiente. Luego los peritos de la empresa asistirán a verificar el nivel del daño para establecer si este fue total o parcial. 

De ahí en más, la empresa debe determinar ante qué tipo de siniestro se encuentran, esto puede llevar una semana o más. El otorgamiento de la indemnización demanda un poco más de tiempo, ya que antes de librar el cheque se lleva adelante una serie de trámites que insumen mucho tiempo, como por ejemplo la baja del coche, y hasta que no se cuente con toda la documentación del móvil, la empresa no realiza el pago.

 

Comentarios