Ovación
Domingo 12 de Junio de 2016

“Queremos que esto siga funcionando”

Ricardo Leiva es el presidente y, como tal, puso en alto la estirpe de esta entidad, con la idea de captar la atención de los más jóvenes.

Cabaña Leiva es un lugar con un montón de opciones y, ser parte de un club, es una de ellas. Precisamente Bochas Club es un espacio donde decenas de fanáticos disfrutar de esta popular disciplina de precisión, pero que además genera una adrenalina súper contagiosa. Es así como nacen las pasiones e ilusiones.
Precisamente, uno de los que puede dar fue de estos conceptos es el presidente, Ricardo Leiva, que contó cuáles son las cosas que el club tiene para ofrecer: “Tenemos un buffet con una atención de casi todo el día, además de mesas de pool y dos canchas de bochas. Después, contamos con un salón de fiestas para cerca de 300 personas, que está bien y puede ser utilizado por cualquier persona. Después, todo el tiempo estamos haciendo acciones en beneficio del club, como comidas y venta de productos, para recaudar fondos en pos de mantener las instalaciones”.
Luego, contó cómo hacen para mantenerse en pie: “Justamente el alquiler del salón es lo que nos mantiene, porque sería imposible con solo la cuota societaria. Para mantener un club hoy se necesitan muchos recursos. No es fácil, porque el dinero es lo que escasea y lo que más hace falta, entonces necesitamos valernos de otros recursos para estar vigentes. Admito que debemos hacer muchos malabares, pero así y todo, tenemos las satisfacciones de estar al día, de no deberle a nadie. Cumplimos con el agua, la luz y el cable; después está el mantenimiento de las canchas, que desde ya lleva su tratamiento. Es todo un tema por más que no lo parezca, por nadie te da un mango y hay que hacer todo a pulmón. ¡Ojo! porque esto pasa en todos los órdenes, la realidad de los clubes es casi la misma. Entonces nos damos mañas para subsistir”.
Quizás pocos lo sepan, pero las bochas paulatinamente fueron perdiendo difusión. Un tema que Ricardo no obvió: “La realidad es que poco a poco en Santa Fe las bochas están desapareciendo. Cada vez son menos los jugadores, producto de que el tiempo brinda nuevas opciones y los intereses cambian. Por suerte nosotros tenemos 30 jugadores, con los que formamos equipos y jugamos en varios lugares. Después, también cuesta captar la atención de los pibes. Hoy solo tenemos a dos o tres chicos: uno de ellos tiene 17 años y ya ganó varios titulos argentinos en juveniles. La idea es entusiasmarlos para que se sumen a una actividad muy linda. Igualmente necesitamos de mucha ingeniería, porque la inseguridad que hoy nos toca padecer es un tema que no nos permita progresar en ese sentido, porque comúnmente las actividades son de noche y eso hace que pierda interés”.
En el final y, casi como una fija, Leiva no pudo ocultar cuáles son sus sensaciones de estar el frente de esta institución. “Acá no se gana un mango, todo lo contrario, es gasto (risas). Es una gran responsabilidad estar acá, esa es la verdad. Me toca estar al frente y disfruto trabajar, aunque deberemos pensar en nuevas cosas a partir de agosto, cuando termina este ciclo y comienza el siguiente. Así que mientras tanto seguiremos firme, sin sacar los pies del plato, porque queremos que esto funcione, no se venga abajo y crezca”.

Comisión Directiva:
El presidente de Bochas Club Cabaña Leiva es Ricardo Leiva. Lo acompañan en la conducción el vicepresidente, Edgardo Decoud, el tesorero, Roberto Garzón y el vocal, Cecilio Leucina. De todas maneras, detrás hay un montón de personas más que trabajan en silencio colaborando con la causa que los llena de satisfacción, que es ver con plena vitalidad a una institución bien de barrio.

Comentarios