Ovación
Domingo 06 de Diciembre de 2015

Reapareció la magia de Las Leonas

Lucha Aymar volvió al Mundialista de Rosario para ser distinguida y en el debut de la Liga la selección recuperó plenitud para vencer a Gran Bretaña.

En la noche en que Luciana Aymar volvió al Estadio Mundialista, Las Leonas reaparecieron en plenitud. Echando en cancha esa esencia, ese corazón y ese juego que hacía rato no conjugaban en un partido importante y por los porotos. Por eso, el debut de anoche en la ronda final de la Liga Mundial que se juega en Rosario, con triunfo por 2 a 1 sobre Gran Bretaña, en la primera fecha del grupo B, es todo positivo. Probablemente desde el cuerpo técnico sigan viendo aspectos a mejorar. Pero el global es bueno. Muy bueno. Con otro plus, la aparición y el deslumbre de María José Granatto, de 20 años. Los goles argentinos fueron convertidos por Noel Barrionuevo y Agustina Habif. Lily Owsley había puesto en ventaja a Gran Bretaña.

En la antesala del debut, el entrenador de Las Leonas, Gabriel Minadeo (también debutando en el banco, en su segundo ciclo al frente del equipo), señaló que si Argentina tenía paciencia, más allá de las virtudes de Gran Bretaña, había chances de victoria. Contó además que en las manos de sus jugadoras podía estar la diferencia, “porque casi ningún país tiene las individualidades de Argentina”. Y así fue. Manejo, habilidad, individualidades, pero también juego colectivo. Mucho juego colectivo sustentado en una defensa férrea y presión constante. Y sin pasar contratiempos, salvo cuando llegó el gol británico.

La de anoche fue una producción bárbara de Las Leonas, que a pesar del recambio generacional y ausencia de nombres de peso volvieron a una versión acorde a su historia. Gran Bretaña fue una vara de mucha consideración y el examen se superó con creces.

Además, la noche regaló la puesta en público de una producción altísima de la delantera de Santa Bárbara, Majo Granatto, una carasucia endemoniada que volvió loca a la defensa rival. La línea de fondo británica, con la experimentada Kate Richardson-Walsh a la cabeza no le ocasionó ningún temor. Y así las desairó una y otra vez, consiguiendo tres cortos. El segundo, justamente, le permitió a Barrionuevo sobre el final del primer cuarto empatar las acciones. Un ratito antes Susannah Wownsend había desbordado por la izquierda de la defensa argentina y mandó el centro con el que Lily Owsley abrió el marcador.

   Salvo eso, todo fue de Argentina, que no dejó a Gran Bretaña hacer su juego en ningún momento. Todo el tiempo buscó y tuvo su premio de dar vuelta el resultado luego de otra pegada de Barrionuevo en el fijo. La arquera Hinch dio rebote y Agustina Habif lo capturó en el aire para darle justicia al marcador.

   Volvieron Las Leonas a realizar una producción de alto calibre. Volvieron a jugar, a pelear y a mostrar corazón. Como en los mejores tiempos. Ante la mirada de Aymar, la número uno. En una noche ideal para retomar buenas sensaciones tras un año complicado. Hoy, otra vez a las 21, cierran la jornada. Van ante Australia, que ayer venció 1-0 a China con tanto de Georgina Morgan.

Comentarios