region
Miércoles 06 de Abril de 2016

Hay 7.000 afectados por el agua en el norte de Entre Ríos

La ciudad más golpeada sigue siendo La Paz, con casi 5.000 damnificados. Feliciano declaró alerta y emergencia al acumular 500 milímetros, con suspensión de clases. El mal tiempo seguirá hasta el viernes.

Otra vez el agua castiga con furia a la provincia de Entre Ríos. En unos cuatro meses, esta resultó afectada por fenómenos de todo tipo: crecidas de los ríos, con mayor impacto en el caso del río Uruguay por las inundaciones de distintas ciudades ribereñas, lluvias récord, y temporales con vientos superiores a los 160 kilómetros en Paraná y la región.
Desde el sábado no cesan las precipitaciones, con pronóstico de continuidad de inclemencias meteorológicas hasta el viernes y unas 7.000 personas afectadas. La localidad de La Paz fue la más golpeada, con unas 5.000 personas damnificadas, unas 600 con pérdidas prácticamente totales en sus casas a raíz del desborde del arroyo Cabayú Cuatiá.
Durante la jornada de este martes, el mayor volumen de precipitaciones se registró en San José de Feliciano, con cerca de 270 milímetros y una acumulación de casi 500 milímetros desde el fin de semana, consignaron a UNO Entre Ríos desde la Dirección de Hidráulica de la Provincia.
La Municipalidad de San José de Feliciano dictó alerta y emergencia climática por 48 horas y están suspendidas las clases. Si bien el impacto en la población es menos dramático, tanto en los campos –con suelo pesado– como en la zona urbana se acumulan unos 40 o 50 centímetros de agua. Según informó el jefe del Departamento de Hidrología de Hidráulica, Oscar Duarte, habrá que ver en las próximas horas el comportamiento del río Feliciano, ya que semejante caudal acumulado podría tener impacto en los pasos de la ciudad, ocasionando algún corte o aislamiento.
Infografía UNO Entre Ríos/Ayelén Morales
 
El norte entrerriano ha sido el más afectado por el fenómeno meteorológico. Las otras ciudades que están sufriendo los últimos impactos de la Corriente del Niño antes de su retiro, previsto para mitad de año, fueron Santa Elena, Federal, Chajarí y Federación.
Duarte confirmó que en estos cuatro días el volumen de agua caída en esa región supera los 250 milímetros –con picos de casi 500 milímetros–, mientras que el promedio en la provincia oscila entre 100 y 150. En el caso de la capital provincial, la lluvia acumulada hasta las últimas horas de la tarde de ayer era de unos 85 milímetros.
A la par de esta situación se mantiene la creciente del río Paraná, que incidió en el grave impacto ocasionado en las ciudades de La Paz, fundamentalmente, y de Santa Elena, ante la imposibilidad de los arroyos urbanos de desaguar a su cauce.
Sobre la costa entrerriana se mantiene por encima de los niveles de evacuación. Ayer en el Puerto Nuevo de Paraná alcanzó una altura de 5,48 metros. Duarte indicó que estaba prevista para esta época un tercer pico de crecida, aunque en esta ocasión se debió básicamente a la influencia de las lluvias locales: 6,23 metros y 5,50 metros, fueron las anteriores marcas más altas de la temporada.
Bordeado por altas barrancas, su impacto en la población es menor, a diferencia del río Uruguay. Precisamente, sobre la costa oriental entrerriana se registra por estos días un nuevo pico de crecida que ha puesto en alerta a las distintas áreas de gobierno. En no más de cinco días, el río incrementó más del 35% su caudal en la zona de Concepción del Uruguay.
En tanto, la represa de Salto Grande inició la liberación del embalse con el propósito de poder amortiguar la posible llegada de nuevas crecidas ante los altos valores que ostentan los ríos Paraguay y también el Paraná en sus cauces superiores.

Continuidad hasta el fin de semana
La permanencia de estos fenómenos de abundante caída de agua se extenderá al menos hasta el jueves o viernes, con posibles mejoramientos temporarios, estimó el ingeniero Oscar Duarte.
“Hasta vísperas del fin de semana seguirá el viento húmedo, y suponemos que viernes o sábado cambiarán las condiciones meteorológicas, con la llegada de viento sur”, explicó.
Mientras tanto, durante las próximas 48 horas, las abundantes lluvias seguirán y podrían extenderse hacia otras zonas de la provincia, de acuerdo con la velocidad de los vientos. La cobertura del fenómeno actual afecta desde Corrientes hasta Buenos Aires. 
Por último, Duarte indicó que estaba previsto este tipo de lluvias para abril y mayo, fundamentalmente en abril, que es el mes más lluvioso del año. Pero en la provincia ya superó con holgura los 150 milímetros promedio.

Daniel Caraffini/ UNO Entre Ríos/ dcaraffini@uno.com.ar