region
Jueves 16 de Julio de 2015

Por ahora la crecida solo complicará a la zona de islas

En Santa Fe el río está a 1,68 metros del nivel de alerta. Provincia y municipio monitorean la evolución del agua

Ante la crecida del río Paraná que fue alertada por la entidad binacional Yacyretá, por caudales altos en la cuenca del río, el gobierno provincial y también el municipal están monitoreando la evolución. Ayer el río marcó 3,62 metros en el puerto local y su comportamiento fue estacionario. Sin embargo, en la mayoría de la cuenca el agua sigue creciendo lentamente. Todavía falta mucho para que sea una crecida extraordinaria (el nivel de alerta en Santa Fe es de 5,30 metros y el de evacuación es de 5,70 metros), aunque el escenario actual ya genera algunos inconvenientes en la zona de islas, fundamentalmente para la actividad ganadera.
 Al respecto, Roberto Tión, secretario del sistema Hídrico, Forestal y Minero de la provincia, dijo en LT10 que “sin ánimos de generar pánico”, recomiendan a los productores trasladar el ganado que se encuentra en las islas de la provincia hacia tierra firme.
“La actividad ganadera en las islas de la provincia no es una producción estable. Generalmente, hay 450 mil cabezas de ganado. Esta cantidad varía según la época del año (hay más animales en primavera y verano)”, aseguró el funcionario.

Las posibles complicaciones
Asimismo indicó: “La crecida del Paraná, está achicando el espacio en las islas. El productor está muy atento y sabe que se producen crecidas de golpe. Nosotros no queremos generar pánico, ni le estamos diciendo que mañana tiene que comenzar a trasladar la hacienda. Estamos dando algunos consejos para las islas más bajas. La idea es que todo se haga con tiempo y no genere perjuicios económicos. Los ganaderos saben perfectamente esta situación”.
Consultado sobre los pronósticos de lluvia para la primavera y el verano, el secretario del sistema Hídrico, Forestal y Minero de la provincia manifestó que “no son muy alentadores para algunos sectores. Está anunciado un Niño casi igual al del año pasado. Para la agricultura de algunos lugares es muy bueno. Pero para otros lugares trae complicaciones”.
En este sentido, Roberto Tión subrayó que “en el caso de la isla, las lluvias también van a perjudicar. Si se suma a la crecida en el millón de hectáreas de islas, la tierra va a estar muy pisoteada. Por este motivo, nosotros alertamos a los ganaderos sobre estas situaciones climáticas que están por venir”.