santafe
Viernes 10 de Julio de 2015

Repudio a las declaraciones del doctor Seiref

“Lo que está en discusión es un derecho”, con esas palabras en forma de titular, el representante de la comunidad del hospital Iturraspe, Mariano Figueroa, se dirigió a la sociedad a través de un comunicado de prensa de tipo carta en el que repudió las declaraciones del doctor (Samuel) Seiref.

“Leer sus dichos no hace más que afianzarnos en la idea de que ese profesional no puede seguir al frente del servicio”, comenzó a decir Figueroa y siguió: “Su argumento: «Las autoridades de salud tendrán que arbitrar los medios para que otro profesional realice la práctica o eventualmente derivarlo a un nosocomio para eso, no veo cuál es el problema. Después de todo, solo 10 cuadras separan el Iturraspe del hospital Cullen, por ejemplo, donde podrían realizársela». Es brutal, porque al parecer se elimina a la mujer, su trayectoria de vida y su situación actual, no se la ve como a una persona, ni hablar de una perspectiva de derechos...”.

“Me parece mentira que alguien que ha llegado a ser decano de la Facultad de Medicina, es decir que tuvo en sus manos la formación de los médicos que están saliendo en las nuevas camadas, no tenga ninguna pizca de sensibilidad”, completó Mariano Figueroa y se cuestionó: “… Me pregunto (siempre en referencia al doctor Seiref), ¿tiene idea de lo que significa para una mujer ser violada, vejada, abusada? ¿Sabe los miedos, angustias, vergüenza, que debe vencer una mujer para llegar a un servicio buscando contención, acompañamiento, humanidad? ¡No, no tiene idea! La soberbia le impide siquiera pensarlo. ¿Y otra mujer con una patología de base que puede dejar a sus hijos sin madre? ¡Tampoco! ¿Y el respeto por nuestros equipos interdisciplinarios que evalúan cada situación? ¡No le importa! Vicepresidente de la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, ¿este es el mensaje que deja a las generaciones futuras?”.

Sobre esa línea y ya en términos directos, Mariano Figueroa expuso en un párrafo directo para el doctor Seiref en donde afirmó que “ha reconocido que le importa un rábano la ley”.

“Exdecano de Medicina, ha plasmado públicamente su desprecio por los derechos conquistados por miles de mujeres que han dejado su vida en el camino de conquistar este derecho de salud sexual y reproductiva. No le importa la situación social, subjetiva y familiar. Usted, no solo tiene el privilegio de un sueldo que todos los fines de mes cobra y que paga la sociedad toda, sino que tendrá una jubilación mejor que en el medio privado, una obra social y un plus por ser jefe… y ante eso… ¡No le importa!”, dijo Figueroa, quien para finalizar dirigió un párrafo aparte para el ministro de Salud y para los colegas de Seiref, en el cual expresó: “Señor ministro, yo no puse sus expresiones en los medios. Usted no puede permanecer indiferente. Señores médicos, ¿no les parece que se ha excedido? ¿Nadie va a decir nada? Aquí se refleja el pensamiento de una corporación médica insensible y materialista. Es hora de despertar”.

Servidores públicos
También en la carta, Figueroa invitó a los ciudadanos a “dejar de hablar de empleados públicos y comenzar a llamarlos servidores públicos” y al respecto argumentó: “En realidad la sociedad, cuando decidió contratar personal para realizar determinadas tareas, lo hizo con el firme convencimiento de que debían resolver temas que tenían que ver con la vida en común”.

Comentarios