santafe
Viernes 15 de Enero de 2016

Retrocedió el comercio ilegal en Santa Fe y creció a nivel nacional

Informe de la cámara argentina de comercio. En la ciudad disminuyó 34,5% si se compara el último trimestre de 2015, con igual período de 2014. En tanto, en el país la actividad informal avanzó 29,1%. En Santa Fe existen en promedio 36 puestos de venta callejera y la arteria con mayor cantidad es Bulevar.

De acuerdo al último informe de la Cámara Argentina de Comercio la venta callejera ilegal en el país se incrementó un 29,1% en el último trimestre de 2015, en relación a igual período del año pasado. Sin embargo, lo que sucede a nivel nacional es lo contrario a lo que pasó en Santa Fe en los últimos 12 meses. En la ciudad, la venta informal retrocedió un 34,5% entre diciembre de 2014 y diciembre de 2015. En tanto, según mismos parámetros de la CAC en el cuarto trimestre del año pasado, en relación al trimestre anterior, la cantidad de puestos de venta ilegal disminuyó 33%.
 
Los números locales para la elaboración del informe fueron aportados por el Centro Comercial de Santa Fe, desde donde reflejaron que, si bien de manera general hay una suba de la actividad ilegal en la Argentina, la misma se compensa y no es mayor, gracias al trabajo coordinado con organismos oficiales llevado a cabo en Santa Fe.
 
“En nuestra ciudad, los gobiernos municipal y provincial, el Centro Comercial, y las asociaciones de calles han trabajado de manera profunda para erradicar el comercio ilegal”, señaló el presidente del Centro Comercial de Santa Fe, Norberto Raselli a Diario UNO.
 
El dirigente destacó que tanto Santa Fe, como Rosario lograron mermar la venta ilegal, y lo atribuyó no solo al trabajo con las autoridades, sino también a las gestiones de la entidad que preside, que entre otras cosas, logró que la Legislatura provincial aprobara el año pasado una ley que impide la instalación de ferias al estilo de La Salada en el territorio santafesino. 
 
A su vez, instó a reglamentar la actividad ilegal pensando en los que se ven obligados a comerciar de manera informal para sostener a sus familias y dijo: “Estamos trabajando en esto y hay que reglamentar este tipo de actividad, y hacerlo prontamente para que quede como trabajo legal, y se pueda dar trabajo a la gente que está haciendo este tipo de actividad porque no tiene otra alternativa”.
 
 
En este sentido, Raselli manifestó que los puesteros y los manteros son víctimas de organizaciones mafiosas, y aclaró que la lucha no es contra ellos, sino contra el tipo de actividad que representa una competencia desleal hacia los comerciantes que pagan impuestos, alquileres y personal, y que “queda absolutamente fuera de competencia con este tipo de operaciones”.

El dirigente resaltó que además, se producen casi cuatro asaltos por día a camiones que son saqueados, y cuya mercadería es luego vendida entre los manteros, y ferias ilegales como La Salada.
 
“La situación es aprovechada y hay gente que necesita trabajar, sin lugar a dudas. Pero tenemos que ir más allá, y tenemos que buscar a los responsables de las ventas”, instó.
 
Puestos, calles y rubros
El informe de la CAC indica que durante el cuarto trimestre del año en la ciudad de Santa Fe se detectaron 36,7 puestos en promedio por mes en las áreas relevadas. Ese número es el promedio de 37 puestos detectados en el mes de octubre, 38 en noviembre y 35 en diciembre. Considerando el promedio del trimestre se registró una baja de 33,3% en relación al trimestre anterior mientras que en la comparación interanual se observó una merma de 34,5 por ciento.
 
Analizando las cuadras más afectadas, se observa que el primer lugar fue para Bulevar Gálvez al 2400, con 2,3 puestos por mes y una participación de 6,4%; seguida por un conjunto de cinco cuadras (Av. Freyre 2100, Rivadavia 2500, San Jerónimo 2200, San Martín 2400, San Martín 2500) cada una con una incidencia de 5,5%. Más atrás aparecen Blas Parera 7800 (4,5%), Aristóbulo del Valle 6800 (3,6%), Av. Freyre 2500 (2,7%), Blas Parera 7000 (2,7%), Blas Parera 7500 (2,7%), e Hipólito Yrigoyen 2200 (2,7%)
 
Los rubros con mayor participación fueron alimentos y bebidas, con un 45% y juguetería y esparcimiento, con un 20,8%. La tercera posición fue para vivero y florería con un 15%. En cuarto lugar aparece el rubro indumentaria y calzado con 8,3%. Por último aparecen óptica, fotografía, relojería y joyería con 7,5%, artesanías 2,5% y artículos domésticos 0,8%.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios