mundo
Martes 14 de Junio de 2016

Revelan que el atacante de Orlando era un asiduo asistente al club gay

Omar Mateen, de 29 años, disparó de forma indiscriminada en la madrugada del domingo contra los asistentes al club y al final fue abatido por la policía.

El hombre que mató a 49 personas en el club gay de Orlando, Omar Mateen, era un visitante asiduo del local, informaron hoy medios estadounidenses en base a declaraciones de testigos, lo que añade más confusión a los motivos que provocaron la masacre.
En contraste, el "Washington Post" cita a su vez a ex compañeros de escuela que relatan que en 2001 Mateen celebró los atentados del 11 de septiembre y se burló de las reacciones que provocaron.
•LEER MÁS: Un nuevo video muestra el tiroteo en la Masacre de Orlando
Un testigo relató al "Orlando Sentinel" que vio a Mateen al menos una decena de veces en el club "Pulse". Otros testigos afirmaron que utilizaba una aplicación de citas popular entre los gays. El diario indicó que estas declaraciones están siendo investigadas como posible causa del atentado. Mateen, de 29 años, disparó de forma indiscriminada en la madrugada del domingo contra los asistentes al club y al final fue abatido por la policía.
El director del FBI, James Comey, señaló que hay que desentrañar toda una serie de declaraciones del atacante que no encajan al parecer unas con otras. El FBI no descarta que haya actuado con algún cómplice o ayuda pese a que la precandidata presidencial estadounidense Hillary Clinton hablara de un "lobo solitario".
Comey descartó el lunes que Mateen haya recibido órdenes de alguna red terrorista internacional en concreto, y dijo que se había radicalizado a través de Internet en base a diferentes fuentes.
Mientras tanto, en una reunión en Ginebra, la ONU instó a Estados Unidos a controlar mejor la venta de armas en su territorio. "Es difícil encontrar un motivo racional que explique por qué la gente puede comprar allí armas con tanta facilidad", dijo el alto comisionado para los Derechos Humanos, Said Raad Al-Hussein.
Estados Unidos tiene que cumplir con su compromiso de proteger a sus habitantes de ese tipo de ataques. "La propaganda irresponsable a favor de las armas afirma que hacen más segura una sociedad, cuando todos los indicios apuntan en la dirección contraria", denunció.
Fuente: Minutouno

Comentarios