Policiales
Lunes 18 de Enero de 2016

Revuelta y quema de colchones tras una pelea en la cárcel de mujeres

Una interna agredió a un bebé, fue atacada por otras presas y está grave. El incidente derivó en la protesta, sofocada a tiempo. Una hermana de “Guille” Cantero fue hospitalizada.

Un principio de motín con quema de colchones que fue rápidamente sofocado y sólo originó daños materiales se registró ayer al mediodía en el Instituto de Recuperación de Mujeres de Ingeniero Thedy 375 bis. Las motivaciones de la revuelta estarían vinculadas a un conflicto que se originó cuando una mujer allí alojada tomó por el cuello a la hija de una reclusa —una beba de 8 meses— y generó conflictos con el resto de la población carcelaria. La sindicada como agresora es Elizabeth Cantero, quien luego de ese incidente sufrió dos paros cardiorrespiratorios que la tienen al borde de la muerte. La mujer está acusada de maltratar a dos hijos menores y es medio hermana de Ariel "Guille" Cantero, preso como líder de la banda de Los Monos.
Al mismo tiempo que se conocía que Elizabeth Cantero había sido internada en grave estado en el Hospital Centenario, con un cuadro de descompensación hemodinámica, las internas alojadas en la cárcel de mujeres iniciaban una revuelta con quema de colchones que dejaban ver una leve columna de humo en la zona de la costa central rosarina. Los motivos no fueron precisados oficialmente, aunque se cree que reclamaban para que Cantero no retornara a la unidad.
Controlado. Si bien se pensó en una situación grave, rápidamente el personal policial de la dependencia y del Servicio Penitenciario (SP) ganó los techos y logró sofocar el foco ígneo con baldes de agua, aunque una dotación de Bomberos Zapadores terminó de disipar cualquier riesgo.
Según las abuelas de la bebé atacada (ver aparte) todo comenzó el domingo en el horario del almuerzo, cuando Cantero ingresó intempestivamente al sector del comedor y le arrebató a una compañera identificada como Rosana la beba que tenía en sus brazos, la tomó del cuello y la zarandeó un par de veces.

Aunque no hay precisiones acerca de la secuencia posterior, trascendió que algunas reclusas reaccionaron contra la hermana de Guille y la agredieron, pero la pelea no pasó a mayores y todo volvió a la normalidad.
No obstante, la detenidas solicitaron la presencia del Servicio Público de la Defensa Penal (SPDP) para que de forma urgente instrumente medidas en resguardo de los niños que conviven con sus madres privadas de la libertad.
A las pocas horas de ese incidente, Elizabeth sufrió un paro cardiorrespiratorio que obligó a trasladarla de urgencia al Hospital Centenario. Allí lograron estabilizarla, pero ante la gravedad del cuadro y la derivaron al policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria, donde permanecía en grave estado y con pronóstico reservado.
Si bien en un primer momento trascendió que la patología fue causada por golpes que recibió de otras internas, desde el hospital indicaron que la mujer no tenía politraumatismos severos en el cuerpo que pudieran haber originado la falla cardíaca.
Elizabeth es medio hermana de Guille Cantero, detenido en Piñero donde se registraron incidentes por los que la Provincia reclamó ayer su traslado a una cárcel federal. Guille está acusado de liderar la banda de Los Monos y de la autoría material del homicidio de Diego Demarre, el dueño del boliche donde mataron a su hermano Claudio "Pájaro" Cantero el 26 de mayo de 2013.
Preocupación
Luego de que el principio de revuelta se hiciera público, en las primeras horas de la tarde de ayer los familiares de varias reclusas se arremolinaron en la puerta de la Unidad 5 de calle Thedy.
"Quiero saber cómo está mi hermana", le dijo una joven desde la vereda al agente que custodia la escalera lateral que conduce a las celdas en el primer piso del edificio.
Mientras se aguardaba información oficial —ninguna autoridad dio a una versión de los hechos, ni del Ministerio de Seguridad ni del Servicio Penitenciario— la única funcionaria que transmitió algo de tranquilidad fue Adriana Lucero, abogada del Servicio Público de la Defensa Penal.
Sobre las 15.30 la profesional salió del edificio y en un contacto breve con los periodistas indicó que "las internas están tranquilas y bien. Todo volvió a la normalidad. Ahora vamos a estudiar las herramientas jurídicas para atender sus reclamos", indicó.
Luego, la defensora amplió que la reunión con las internas había sido "muy amena". Y precisó que el estado de salud de la nena era bueno y no corría riesgo.
Al mismo tiempo la Fiscalía Regional abrió una investigación para esclarecer el hecho de agresión a la bebé y las causas por las cuales Cantero terminó hospitalizada.
Versiones
En ese sentido Marcos Cella, abogado de la mujer, indicó a este diario que solicitó a la Fiscalía que esclarezca si su clienta sufrió golpes y pidió la intervención de un médico forense. "La integridad física y psíquica de un detenido es responsabilidad absoluta del SP", remarcó el profesional.
Según averiguaciones del profesional "hubo una pelea con gente lesionada y a raíz de ese cuadro termina muerta y la tienen que resucitar. Tiene un golpe en la frente del lado izquierdo. El SP reconoció que fue golpeada para reducirla y por las internas", deslizó Cella.
Cantero fue detenida a fines de diciembre y está imputada de "lesiones leves agravadas por el vínculo" por golpear a sus dos hijas menores de edad, de 11 meses y 3 años. A las 24 horas de estar detenida denunció apremios de policías que la habrían golpeado. Pero según su abogado se había recuperado satisfactoriamente. "Estuve con ella el jueves y estaba impecable, no me voy a quedar con la versión oficial", insistió.
Fuente: La Capital

Comentarios