Ovación
Lunes 08 de Febrero de 2016

River no perdonó y arrancó con el pie derecho: le hizo cinco a Quilmes

El equipo de Gallardo mostró una muy buena actuación y venció al cervecero por 5 a 1 en el Monumental. Mora y Gonzalo Martínez hicieron dos goles y Alario el restante del Millonario.

River Plate mostró esta noche una muy buena actuación y arrancó el torneo de Primera División 2016 al golear a Quilmes por 5 a 1, en un partido disputado en el estadio Monumental.

River se impuso con los goles de Rodrigo Mora, de penal, a los 22 minutos, y Gonzalo Martínez, a los 45, ambos en la etapa inicial, y en el complemento aumentaron el propio Pity, a los 7, y el uruguayo, a los 15, y Lucas Alario, a los 27.

Quilmes -que había empatado transitoriamente a través de Sebastián Romero a los 30 del inicio- terminó con diez hombres por la expulsión del mediocampista Rodrigo Braña, por roja directa, a los 12 minutos del complemento.

River trató de ser el controlador del balón, para así manejar mejor las acciones de cara al área rival, pero debió primero solucionar un problema como fue la salida de Eder Alvarez Balanta, por lesión, y el ingreso de Nicolás Domingo, con el consiguiente traslado de Leonardo Ponzio a la zaga central.

En ese contexto el millonario tardó varios minutos para poder acomodarse, sobre todo porque en el mediocampo Rodrigo Braña se hizo dueño de los balones y si bien River intentó atacar de manera vertiginosa, no siempre tuvo la mejor decisión.

Una jugada individual de Lucas Alario terminó en un ingenuo penal de la defensa quilmeña, y si bien en un primer momento Walter Benítez le atajó el remate a Mora, el árbitro sancionó adelantamiento.

En la segunda ejecución el uruguayo no falló y decretó el 1 a 0 parcial, una ventaja algo elevada para lo que había ofrecido River hasta ese momento.

El equipo de Gallardo tuvo dos opciones, primero con un remate de Martínez que controló Benítez y luego con un disparo alto de Alario.

En la única acción de ataque de Quilmes, Elizari combinó con Rescaldani y el remate del delantero pegó en un defensor y el balón le quedó a Romero, quien doblegó a Barovero para el empate 1 a 1.

Ese fue el momento de mejor funcionamiento para la visita, sobre todo por el buen trabajo de Braña y Romero, además de la capacidad de Rescaldani para crearse los espacios.

Sobre el final Quilmes casi aumenta, pero Barovero tapó un fuerte remate de Bontempo, y casi en simultáneo la respuesta llegó con un tremendo zapatazo de “Pity” Martínez que dejó sin chances a Benítez.

En la segunda parte River entró con otro ánimo, mucho más alto que Quilmes, en gran medida gracias al gol del “Pity” en la parte final del primer tiempo.

A poco de comenzar un muy buen cambio de frente dejó a Bertolo libre por la derecha, tras pase de Mercado, y el exBanfield envió un “centro-pase” al “Pity” que aumentó la cuenta 3-1 ante una pasiva defensa rival.

Quilmes fue un desconcierto en esos minutos y quedó en evidencia cuando Braña cruzó de manera irracional a Martínez sobre un lateral y Rapallini lo expulsó de manera inmediata.

Con un hombre menos y dos goles abajo, Quilmes quedó a expensas de las ideas creativas de un River que se aflojó, se pudo “amigar” con el campo de juego y supo encontrar los espacios que antes no tenía.

Así llegó el cuarto gol, cuando un cabezazo de Bertolo lo capturó Mora con una espectacular volea que colocó el balón junto al palo izquierdo de Benítez.

Gallardo tuvo tiempo de mandar a la cancha al uruguayo Iván Alonso, de 36 años, para hacer dupla con Alario y también colocar a Driussi por Mora.

El “refresco” le permitió al local encontrar el quinto gol, concretado por Alario, pese a que en la jugada previa Alonso estaba adelantado, luego que Benítez le tapó un gran remate a Bertolo.

River controló lo que faltaba del partido, oxigenando un poco las fuerzas, ante un Quilmes completamente vencido anímicamente.

Comentarios