Ovación
Viernes 29 de Septiembre de 2017

River y Lanús sellaron la paz por los visitantes

Después de llegar a buen puerto las negociaciones entre ambas dirigencias, los dos partidos de las semifinales tendrán hinchada de los dos protagonistas

Los presidentes de River, Rodolfo D''Onofrio, y Lanús, Nicolás Russo, llegaron hoy a un acuerdo para que el público visitante pueda asistir a los partidos donde ambos equipos se medirán el próximo mes, en la fase de semifinales de la Copa Libertadores.


River recibirá en su estadio a Lanús, en el encuentro de ida, el martes 24 de octubre a las 19.45 y dispondrá para la parcialidad visitante de aproximadamente 10 mil lugares en la tribuna Centenario Alta, que incluye plateas en uno de los codos.


Lanús, por su parte, le otorgará al club "millonario" 12 mil populares situadas en la cabecera sur para el cotejo de vuelta que se desarrollará el martes 31 de octubre a las 21.15 en la Fortaleza del sur bonaerense. El acuerdo al que arribaron los dirigentes deberá ser aprobado ahora por los organismos de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires -la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, que dirige Guillemo Madero- y por la Aprevide en la Provincia de Buenos Aires, cuyo titular es Juan Manuel Lugones.


En marzo pasado, el organismo provincial autorizó que los hinchas de Ríver concurrieran al estadio de Lanús y la experiencia no fue buena: la caravana de micros de la hinchada de River ocasionó numerosos disturbios, robos y episodios de violencia a lo largo de la avenida Hipólito Yrigoyen (ex Pavón) y en los accesos al estadio del Granate.


Esos incidentes -en donde también hubo venta de entradas falsas- y otro posterior protagonizado por la barra de Lanús en el estadio de Racing, obligaron a que la Aprevide reviera su posición inicial y vetara nuevamente la concurrencia de público visitante.