Policiales
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Robaron una estación de servicio, escaparon en moto y chocaron contra un árbol

Ocurrió este domingo minutos antes de las 17:30. Asaltaron la Shell de Peñaloza y Zeballos. La Policía los persiguió y logró aprehenderlos.

Este domingo, antes de las 17.30, dos violentos sujetos armados escapaban velozmente en moto de la policía y al llegar a la esquina de Regimiento 12 de Infantería y Azopardo, y derraparon, como consecuencia uno de ellos salió literalmente volando y golpeó su cara contra un árbol en una vereda, quedando completamente ensangrentado e inmóvil.
Los agentes que ejecutaron la persecución y posterior aprehensión secuestraron la motocicleta en la que se movilizaban, una pistola calibre 9 milímetros que solo dispara balitas de plomo de aire comprimido, los 3.500 pesos en efectivo que le robaron al playero de la estación de servicio Shell ubicada en Peñaloza y Estanislao Zeballos en barrio San José.
Pasadas las 17, llegaron dos jóvenes en una moto a la expendedora de combustible antes nombrada. El playero que en ese momento atendía los surtidores se aproximó a los recién llegados para saber cuánto iban a cargar en el tanque, pero la situación se desmadró rápidamente cuando el que viajaba como acompañante descendió del vehículo y lo apuntó al tórax con un arma de fuego de grueso calibre. Luego, el conductor de la moto descendió del vehículo, le sacó todo el dinero de la recaudación al azorado empleado, y dos chequeras. Acto seguido, ambos individuos se fugaron por Peñaloza hacia el norte.
Vio el asalto y avisó
Pero, el conductor de un automóvil que había ingresado por la parte trasera de la estación, y que no había sido visto por los ladrones, se convirtió en involuntario testigo del asalto, y denunció al 911, pidiendo la urgente presencia de la policía en el lugar y describiendo la indumentaria de los cacos: le dijo al operador que uno vestía una campera roja y un pantalón vaquero gastado, y que el otro tenía atuendo deportivo azul; asimismo afirmó que la moto en la que se movilizaban era una Honda modelo Wave de 110 centímetros cúbicos con vivos oscuros. Uniformados que estaban patrullando en ese sector de la ciudad se abocaron a tratar de hallar y detener a los malhechores.
Precisamente, varios suboficiales lograron divisar a los apuntados cuando estos transitaban por Peñaloza hacia el norte, y luego cuando doblaron por Regimiento 12 de Infantería al este.
El conductor de la moto, lejos de detener la marcha como se lo ordenaban a los gritos sus perseguidores, aceleró la marcha hasta convertirla en un bólido y cuando llegaron a Azopardo, intentó una temeraria maniobra que tuvo tres consecuencias diferentes.
La motocicleta tocó el cordón y los dos ladrones salieron disparados hacia adelante. Uno de ellos, el que se llevó la peor parte, por la inercia de su cuerpo impactó con el rostro el tronco de un árbol y quedó completamente ensangrentado, perdiendo varios dientes de una sola vez. El conductor de la moto, también aterrizó contra el pavimento, pero solo tuvo pequeños traumatismos. Los efectivos rodearon a los criminales, a uno le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros que solo dispara balitas de aire comprimido, los 3.500 pesos en efectivo y las dos chequeras que le habían sustraído al playero, al que antes habían asaltado. El maleante herido como consecuencia de la colisión contra el árbol fue trasladado al Hospital Cullen, adonde fue recibido en Emergentología, le practicaron curaciones, quedó internado en observación y detenido. El otro delincuente fue llevado a la Comisaría 9ª. La novedad fue informada a la jefatura de la UR I y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Comentarios