Ovación
Lunes 08 de Febrero de 2016

Sabatini: “Queremos dejar de conformarnos”

El alero de GyE dejó de lado varias ofertas para continuar en el Mensana, elenco que apuesta a jugar la próxima temporada en el nivel Federativo “C”

Gonzalo Sabatini es un producto genuino de Gimnasia y Esgrima. Su apellido tiene mucho peso en la historia del Mensana, el equipo más ganador del certamen local.
Desde pequeño, se encargó de edificar sus sueños en 4 de Enero y Juan de Garay, para luego probar suerte en equipos de otras provincias y regresar al club que lo vio nacer para ser una de las figuras en el último año, donde el quinteto de Daniel Dorfman llegó hasta las semifinales del Oficial, después de pegar la vuelta a la zona A1.
El año está comenzando para los elencos asociativos, aunque las metas que se proyectan son a futuro. En este sentido, el anhelo de todos los mensanas es reinsertarse en la Liga Federativa “C”. Este es uno de los motivos por los cuales se quedó en Santa Fe: “Tuve varias ofertas para jugar la Liga C pero sinceramente no me convencían, me tiraba más quedarme en el club, estar en la colonia  de vacaciones trabajando, estoy optando seguir una línea como profe, voy a hacer el curso de técnico para crecer en esto, sino es como tener una barrera para poder avanzar”.

Sentido de pertenencia
Sabatini es nieto del recordado Coco, leyenda del básquet ASB y exjugador de la Selección Argentina. Además, su padre Marcelo desde hace mucho tiempo se desempeña como directivo de la institución. Por eso hay toda una familia detrás que profesa amor por GyE: “Quiero devolverle al club todo lo que me dio a mí, a los 25 años entendí que lo que hizo Daniel (Dorfman), el PF José Gelfuso, ellos me educaron de una forma y el club tiene una filosofía que apunta a los deportistas y a las personas, no es lo mismo que lo haga una persona que se crió en GyE. No le cierro las puertas a nada si un club me habla lo voy a considerar, quiero jugar al máximo nivel, igual que con la Selección”.

Apostar al Federativo
Hace cuatro años, un equipo que también estaba bajo el comando de Daniel Dorfman llegaba a la etapa final y estuvo a un paso de pelear el ascenso al Torneo Federal. El 2016 se puso en marcha con una importante sangría en el plantel superior por distintos motivos, pero de ninguna manera esto va a amedrentar el sueño de jugar una competencia distinta: “Lo hablamos con tiempo, charlamos con Daniel (Dorfman), los dos queremos dejar de conformarnos con lo del año pasado, fue bueno pero creo que cada vez nos conformamos con menos, nunca fuimos así, entonces podemos tirar para el mismo lado para hacer las cosas, trabajar con tiempo, en una unión, como club donde las formativas y la Primera tiremos para el mismo lado, nos apoyemos entre todos y Gimnasia vuelva a ocupar el lugar que tiene que ocupar, ser protagonista, estar lo más alto que se pueda”.

Pasos cortos
De un tiempo a esta parte, en el básquet como en el resto de los deportes, para competir a niveles superiores, el aspecto económico es clave por eso el canterano cree que el trabajo deberá ser con tiempo para plasmar el sueño: “La filosofía no es poner plata, GyE no deja de ser un club social, no puede darse esos gustos de poner plata para el básquet, el vóley o la natación. Tenemos todo el año por delante y de a poco, más allá de obtener los recursos económicos para afrontar otra competencia importante, mi idea es ir metiéndome en las formativas para continuar con esa línea que me bajaron, esa forma de educar y es mi turno de hacerlo ahora”.

Leandro Buttarazzi / leandro.buttarazzi@uno.com.ar

Comentarios