santafe
Viernes 20 de Mayo de 2016

Sancionan a tres empleados por los escombros con restos de ataúdes

Luego de una investigación interna el municipio suspendió a los trabajadores. Además, ahora la necrópolis depende de la Secretaría de Control

La Municipalidad de Santa Fe anunció, a través del intendente José Corral, que tres empleados del municipio que se desempeñan en la necrópolis local serán suspendidos. La sanción se desprende del resultado que arrojó el sumario administrativo que determinó las responsabilidades ante la presencia de restos de féretros en los escombros arrojados sobre calle Roberto Galarza, de Alto Verde, para afirmar el suelo. Las penas consisten en suspensiones de tres y seis días, según el grado de responsabilidad. 
 
La investigación interna consistió en la toma de declaraciones a todos los involucrados y una auditoría de las delegaciones e informes técnicos específicos. La Municipalidad informó que el sumario reveló que hubo errores en el procedimiento. 
 
De este modo, constató que no estaba bien hecho el vaciamiento de los nichos para que luego la estructura pueda ser demolida y cuyos escombros sean traslados a distintos puntos de la ciudad. El municipio pudo comprobar la denuncia realizada por vecinos y medios de comunicación de la ciudad que hablaban de la presencia de restos de sepulturas en los materiales trasladados a Alto Verde y La Guardia, aunque aclara que “no se observó la presencia de restos humanos”.
 
Por otro lado, el ejecutivo local determinó modificar la estructura y la organización del cementerio. A partir de esta decisión, la necrópolis local pasará de la órbita de la Secretaría de Desarrollo Social a depender de la Secretaría de Control, cuyo titular es Ramiro Dall’ Aglio.
 
 
En diálogo con la prensa, el intendente Corral, apuntó: “Son suspensiones al encargado y a quienes llevaron adelante la tarea, que por supuesto está valorada de acuerdo a la responsabilidad”. En este sentido, aclaró que tendrán más días de suspensión las personas que tienen más responsabilidad. 
 
En el marco de los trabajos de vaciamiento realizado por el municipio en diferentes secciones que corren riesgo de derrumbe, Corral manifestó que van a extremar las inspecciones y se refirió a los cambios realizados. “Vamos a reforzar los controles de procedimiento de vaciamiento para que no vuelva a ocurrir una situación igual. Además, vamos a cambiar la estructura de funcionamiento del cementerio. Va a pasar a depender de la Secretaría de Control”.
 
 
Si bien las instalaciones corrían riesgo de desmoronamiento y no estaban en buen estado, el intendente de la ciudad reconoció que la situación exigía de un cuidado mayor. “Hubiera requerido una atención incluso mayor por la situación edilicia que tenían las secciones. Se decidió aplicar sanciones a los empleados municipales que estuvieron como responsables de estas acciones”, señaló.
 
Corral informó que la Municipalidad va a continuar con los trabajos en el cementerio, “reparando y reacondicionando los sectores; vaciando y demoliendo las estructuras” y advirtió que será una tarea que “llevará muchos meses”.
 
El mandatario recordó que, a través de un estudio, la Universidad Tecnológica fue quien recomendó demoler secciones antiguas, que se remontan a 1905, y que estaban en peligro. “Estamos hablando realmente de una tarea que no se va a hacer de un día para otro. Vamos a continuar con el ordenamiento financiero y con la capacitación del personal”, manifestó. Por último se refirió a los trabajos que realiza el personal municipal en el lugar y dijo: “Es una tarea difícil, muy ingrata y que tiene que ser llevada adelante. Por eso nosotros valoramos la tarea del personal municipal”
 
 
Protocolo de actuación
El proceso de demolición de distintas secciones del Cementerio cuentan con un protocolo de actuación. En este sentido, las destrucciones deben realizar con las secciones vacías de cualquier resto óseo y de féretros. Por tal motivo, antes de proceder al derrumbe se debe constatar que la sección se encuentra completamente limpia. 
 
Como en su momento comentó al matutino el responsable de Desarrollo Social de la Municipalidad, Carlos Medrano, previa notificación se procede a realizar el vaciamiento de los espacios. 
 
Luego del derrumbe sufrido a principios de 2015 que afectó a unos 100 nichos, la Municipalidad de Santa Fe intensificó las tareas de refacción y recuperación de aspectos edilicios.  Igualmente, los escombros que llegaron a Alto Verde con restos de ataúdes serían de las secciones 4 y 48. En esos espacios, la Municipalidad informó que había 140 nichos ocupados. De ese total, 33 fueron trasladados a otras secciones y 107 fueron cremados por encontrarse vencidos, previa comunicación a cada uno de los familiares. Una vez desocupada la sección completa, se procede a la demolición y los escombros son trasladados a delegaciones 
Aquiles Noseda / aquiles.noseda@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios